El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
39% Hum
LMCipolletti

Sin energía por otro robo de cables

Nuevamente sustrajeron parte del tendido de media tensión. Muchos sectores de Fernández Oro pasaron ocho horas sin suministro eléctrico.

Llamativamente, ocurrió sobre la Ruta 65, cerca de un puesto policial. Edersa no precisó los metros perdidos.
 
El robo de cables volvió a afectar el suministro eléctrico en la región. Gran parte de Fernández Oro sufrió ayer un extenso corte de energía debido al robo del tendido de media tensión. Y recientemente, también hubo denuncias públicas de hechos similares en el barrio Anai Mapu y sus alrededores, aunque no fueron confirmadas oficialmente.
Aproximadamente a las 4.30 de ayer se produjo la sustracción de cables en un tendido de media tensión, paralelo a la Ruta 65, en inmediaciones a la planta transmisora que la emisora radial LU19 tiene en Fernández Oro. Osvaldo Svampa, responsable del área de servicios y mantenimiento de Edersa, expresó que el suministro “se restableció aproximadamente a las 12.30”.
Sin embargo, hubo sectores afectados por el ilícito en los que las complicaciones continuaron por algunas horas más. Desde la distribuidora de energía eléctrica, estimaron que las anomalías también pudieron deberse al viento. “Nos pegó duro”, confiaron empleados de la compañía al confirmar la caída de postes entre el viernes y ayer por las fuertes ráfagas.
La Policía cipoleña recibió la denuncia por la sustracción de cables y ayer investigaba el hecho, ocurrido en cercanías a la Ruta 65, ya que no se confirmaron los dichos de vecinos del Anai Mapu sobre situaciones similares en el sector. Sin embargo, en principio no había mayores datos sobre los ladrones.
Los delincuentes atacan en lugares aislados y, en principio, los afectados por el corte de suministro lo atribuyen a un problema de la compañía. El tiempo en descubrir el delito es utilizado para escapar de la escena. Lo llamativo fue que ayer sustrajeron cables junto a la ruta, a corta distancia de un puesto de Tránsito de la Policía.
Fuentes de la compañía y la fuerza pública consultadas en torno a la cantidad de material robado se excusaron de dar precisiones. Frente a la estación transmisora de LU19, en tanto, pudieron observarse entre 200 y 300 metros de postes sin cableado.
 
Pérdidas
La empresa Edersa elaborará un informe sobre las pérdidas, en éste y otros casos recientes, por las pérdidas económicas que provoca la actividad delictiva. Otras compañías del sector, anunciaron que desde hace algún tiempo no se reemplazan los cables sustraídos por otros iguales.
El botín que los delincuentes obtienen del tendido es el cobre. Por ello, se aplican actualmente otras tecnologías para los cableados que poseen una cantidad muy inferior de metal y, por ende, no es rentable robar el tendido.
Para terminar con la modalidad delictiva, sin embargo, es necesaria otra política de investigación de los hechos. Por mayor que sea la cantidad de cobre sustraída, sólo tiene valor monetario si el elemento se comercializa.
Controlar a posibles reducidores es la única alternativa de eliminación de una actividad que se reitera en forma constante afecta económicamente a empresas de servicios, pone en riesgo a operarios y provoca complicaciones a los usuarios de esos servicios.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario