El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
52% Hum
LMCipolletti

Siete familias cipoleñas tienen un nuevo hogar

La ONG Techo terminó ayer de construir las casas en el asentamiento 2 de Agosto. Los vecinos mostraron su alegría.

Todos colaboraron. Más de 50 voluntarios fueron parte de los trabajos, como también las personas adjudicadas.
 

Siete familias del asentamiento cipoleño 2 de Agosto construyeron, junto a la ONG Techo (ex Un Techo para mi País), sus nuevas viviendas. La iniciativa se desarrolló durante el fin de semana. Es la primera intervención de la organización en esta ciudad.
El barrio, ubicado en la costa del río Neuquén, desde el sábado recibió a más de 50 jóvenes de diferentes localidades del Alto Valle, que se movilizan de forma voluntaria bajo el lema “Crucemos Voluntades. Construyamos una sociedad más justa”.
Es la primera experiencia de la ONG en Cipolletti, que comenzó a trabajar en el asentamiento desde agosto. En su arribo tomó contacto con las familias cipoleñas, realizando una evaluación de las necesidades de los vecinos del lugar, a través de encuestas y del contacto directo con las realidades diarias de las personas. Finalmente fueron siete las familias beneficiadas.
En el primer día, la tarea consistió en la realización de la base de las viviendas. Ayer, desde muy temprano (obviando el superclásico River-Boca, incluso), el trabajo continuó. Se levantaron las paredes, colocaron el techo, las ventanas, la puerta, y también pintaron las casas.
Los grupos se organizaron en cuadrillas de entre siete y diez personas, además de la labor de los adjudicados, que tuvieron una participación plena en la construcción.  
Ailén fue una de las vecinas del barrio que no pudo participar de las labores, porque se encuentra a la espera de su segundo hijo. Sin embargo, siguió de cerca todos los pormenores de la actividad.
“Cuando nos avisaron que nos iban a hacer la casa fue una sorpresa, no lo esperábamos”, contó la mujer. La familia de Ailén contaba con un inmueble a medio construir, y con la esperanza pendiente de terminar la obra. La cipoleña contó que nunca se imaginó que iba a ser una experiencia tan gratificante: “Nunca pensé que iba a ser así, los chicos son muy buenos, fue todo muy lindo”.
Maira es otra de las vecinas del asentamiento que, desde ayer, tiene una nueva vivienda. La mujer contaba con una edificación de 4 por 4 metros, en la que vivían junto a su compañero y sus tres pequeños de 4 y 2 años, y el bebé de 9 meses. Además, contó la madre, uno de los niños sufrió hace poco tiempo una compleja operación.
 
La cultura del ahorro

Las personas beneficiadas con la iniciativa de la ONG, que trabaja en la zona desde 2008, abonarán el 7 por ciento del costo total de la construcción, ya que según explicó Carla García, directora general, se persigue el objetivo de fomentar la cultura del ahorro y de pertenencia en los vecinos adjudicados.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario