"Si gana el clásico, la clasificación es posible"

Padua, goleador en el último triunfo en el Maiolino, palpita la previa.

Siempre piensa en Cipolletti. Sus actuales ocupaciones lo tienen metido en la escuelita de fútbol que abrió en Fernández Oro, pero al momento de retrotraer el tiempo, la albinegra le tira al Loco Oscar Padua.

Cuando en la introducción a la nota se hace referencia a la última victoria de Cipo en el Luis Maiolino, hace 12 años por el Argentino B. El ex delantero interrumpe y, rápido de reflejos, pregunta: “¿Querés que juegue?”.

Te puede interesar...

“Ese día hicimos goles Marianito (Figueroa), el Dani Carou (actualmente en Deportivo Rincón) y yo. Era diferente. No digo que los chicos que estuvieron después no lo sintieran, pero ese equipo tenía un gran sentido de pertenencia”, suelta con firmeza.

Reconoce también el ex jugador que en 2007, el Albinegro era la cabeza de grupo, el “poderoso”. “Además de sentirlo, Mingo (Perilli, el DT) nos hacía la cabeza todo el tiempo con nuestras obligaciones. Sabíamos que debíamos imponernos porque veníamos del descenso”, recordó.

12 años de la última victoria como visitante en el clásico. Fue 3 a 1 en el 2007.

Participando del día a día con las formativas, volvió a vivir al club desde adentro. Al contrario de lo que le pasó los primeros años después de dejar la actividad, va a La Visera con continuidad y vio sentado en la platea la última goleada como local en el clásico rionegrino.

“El equipo está bien, mejoró mucho desde la llegada de Gustavo (Coronel) y el profe (Jorge Casaprima) es una garantía”, aseguró. Fue el mismo PF que lo recibió a él como jugador del club en el 2005. “Me puso bien. Yo llegué y no jugaba, hablé con él, me entrenaba solo. Recuerdo que le dije: ‘profe, si me toca 5 minutos quiero estar igual que los demás’”, relató

Rival desesperado

Como hace tiempo, los equipos llegan al clásico en momentos muy diferentes. Roca con el apremio del descenso y Cipo con la posibilidad de reinvertarse para luchar desde los playoffs el segundo ascenso a la B Nacional

“Cipo tiene que hacer jugar a su favor la presión que debe tener Roca. Si gana, hay chances de clasificar de verdad. Lo más difícil es ganar de visitante y si lo hace ahora va a ser un envión terrible”, imaginó el orense.

Cuatro derrotas consecutivas en Roca

La racha negativa de Cipolletti en el Maiolino es más fuerte en el pasado reciente, ya que las últimas cuatro presentaciones allí terminaron en derrota: dos por Copa Argentina y dos por el Federal A.

Los dirigidos por Gustavo Coronel nunca ganaron sobre el sintético roquense y cuando lo hizo, el Tribunal de Disciplina lo castigó por la batalla campal que desataron Marcos Lamolla y Fernando Fernández en el 2014.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario