El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
13% Hum
LMCipolletti

Se quejan del proceso de mudanza

Hay cuestionamientos por la falta de asistentes sociales de la comuna y por la poca predisposición que habría demostrado la Policía para intervenir en los incidentes generados en esa ocasión.

Existe todavía un gran malestar en muchas de las familias que fueron trasladadas desde el barrio Puente de Madera hasta la zona sur del Distrito Vecinal del Noreste, por la forma en que se concretó el operativo de mudanza. En concreto, hay cuestionamientos por la falta de  asistentes sociales de la comuna y por la poca predisposición que habría demostrado la Policía para intervenir en los incidentes generados en esa ocasión.
El traslado se produjo el fin de semana del 24 y 25 de marzo y permitió a 57 grupos familiares afincarse en un lugar alejado de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, cuyos hedores tuvieron a maltraer a la comunidad barrial durante varios años.
En esa oportunidad, hubo un grupo de personas que se aprovechó de la ocasión para ocupar e instalarse en las viviendas que dejaban las familias en mudanza, sin importar que se trataba de propiedades ajenas que poseían numerosos elementos de valor para sus dueños.
Entre los afectados por una de estas situaciones se encontraba Víctor Alarcón, un antiguo referente barrial, que vio cómo el inmueble para el que tanto había trabajado en su vida era tomado por una familia sin que hubiera asistentes sociales para encauzar la situación y sin que actuara la Policía con la celeridad y la determinación que exigía el caso.
Así lo refirió ayer el dirigente, quien expresó que en los hechos perdió chapas, ventanas, rejas, portones y hierro, a todo lo cual tenía previsto utilizar y dar el destino que considerara conveniente en su nueva morada.
“No he querido hablar antes porque realmente tenía mucha bronca y porque debía terminar de instalarme en mi nueva casa”, manifestó. Reconoció que en su nuevo emplazamiento “estamos bien” pero consideró necesario denunciar públicamente el momento que le tocó vivir.
“Lo que pasó fue un robo”, enfatizó y sostuvo que “no se cumplieron los compromisos contraídos” por parte de la comuna, el Departamento Provincial de Aguas, ARSA y la Policía.
Precisó que fueron unas siete las viviendas ocupadas y dijo que “me echaron para afuera” de su ex propiedad cuando aún no terminaba de sacar sus enseres, ante la vista de uniformados que “no hicieron nada”. Lo único que le comunicaron fue que debía concurrir a sede policial, lo que realizó pero sin lograr la atención ni la respuesta que reclamaba.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario