El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
15% Hum
LMCipolletti

Se inauguró la primera plaza integradora de la ciudad

Se trata de un espacio verde ubicado en la esquina de Rivadavia y Perito Moreno del barrio Arévalo, que desde ayer lleva el nombre de Néstor "Quitín" García.

En el lugar se instalaron dos juegos que pueden ser utilizados por niños en silla de ruedas.
 
Se inauguró ayer la primera plaza integradora de la ciudad, la cual cuenta con juegos para niños con capacidades diferentes.
Se trata de un espacio verde ubicado en la esquina de Rivadavia y Perito Moreno, del barrio Arévalo, que desde ayer lleva el nombre Néstor “Quitín” García, en homenaje al reconocido vecino de la ciudad. Allí se instalaron una calesita y una hamaca, las cuales podrán ser utilizadas por chicos en silla de ruedas.
El acto oficial fue encabezado por el intendente Abel Baratti, quien destacó la concreción de una nueva “área socio-recreativa”, a la vez que agradeció al Club de Leones Trekan por haber donado los juegos para pequeños con discapacidades.
Además, el jefe comunal valoró el rol de las plazas, “lugares en los que históricamente se desarrollaron manifestaciones sociales, en defensa del pueblo, que siempre fueron la caja de resonancia de ecos importantes tanto en la ciudad como en el país”.
Baratti también manifestó estar orgulloso “de la enorme cantidad de espacios verdes que tenemos los cipoleños. Pero no nos conformamos y vamos a ir por más”.
Asimismo, agradeció "la colaboración y el acompañamiento de vecinos, organizaciones, instituciones y clubes de servicio, porque un gobernante no puede solo. Hoy estamos construyendo la ciudad entre todos".
Por último, subrayó la necesidad de reconocer a los cipoleños que hicieron mucho por la ciudad y la importancia de “hacerlo en vida”.
 
Emoción
Por su parte, el empresario García, el vecino homenajeado ayer, no ocultó su emoción y se quebró antes de poder hilvanar cualquier palabra.
Luego, algo recompuesto pero aún con lágrimas en sus ojos, agradeció el apoyo de los vecinos y fundamentalmente de su familia y de su compañera de vida.
Mientras que recordó que el Cipoletazo fue un hecho que marcó a fuego a una generación. "Yo soy el único concejal de aquel entonces que todavía queda vivo, por eso les pido a los que hoy integran este joven Concejo Deliberante, que no entreguen la ciudad, que tienen un lindo e importante desafío por delante", manifestó.
Por último, aseguró que “servir a la comunidad es la mejor obra de la vida”.
De la actividad participaron, además, autoridades locales, representantes de diversas instituciones y el grupo de trabajo del barrio Arévalo.
 
Concreción de un viejo anhelo
En el acto de ayer se hicieron presentes muchos pobladores de la zona, quienes coincidieron en que el barrio cambió su apariencia a partir de la flamante obra.
Anteriormente, el predio lucía en completo abandono, por lo que en un principio tuvieron que realizarse intensas tareas de limpieza, que incluyeron el movimiento del suelo y el retiro de grandes cantidades de escombros.
Luego se construyeron veredas perimetrales, se planificaron diversos desniveles, se colocaron los conductos para el riego, se instaló el sistema lumínico y se parquizó. Todos estos trabajos demandaron una inversión que rondó los 150 mil pesos, según se informó desde la comuna.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario