El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
7% Hum
LMCipolletti

Se debe reconocer que conviven varias fruticulturas

Por ERNESTO EPIFANIO (*)

El momento se puede describir rápidamente como situación preocupante, dada la pérdida de rentabilidad del sector, causada, en principio, por efecto de la suba de costos internos ante el retraso cambiario. Sus  consecuencias, fuerte endeudamiento en todos los eslabones de la cadena productiva, riesgo de desaparición de productores primarios y pérdida de calidad por deficiencias en las tareas culturales en las chacras.
Se puede decir que es un diagnóstico fácil pero, objetivamente, si la aceleración de costos no se produjera o se modificara el tipo de cambio volveríamos a tener condiciones para desarrollar una política sustentable.
Política que, a mi entender, debe reconocer que conviven distintas fruticulturas y que por lo tanto las soluciones deben ser acordes a esta distinción.
Si por ejemplo miramos el ranking de exportadores en sus cinco primeros lugares vemos que allí hay fruticulturas distintas, así, las empresas multinacionales tuvieron acceso a créditos internacionales con tasas bajas mientras las empresas criollas deben soportar tasas impagables y, además, algunas venden en los lugares de destino al consumidor final porque se compran  ellas mismas, cuando otros deben someterse a intermediarios. Esto significa, obviamente, diferencias notables entre los que están más alto en la pirámide; vamos hacia abajo y veremos cómo el problema se acentúa.
El productor primario, que entrega su fruta en “caliente”, luego el que guarda en frío, con algo más de defensa, el productor que se asocia, el que comienza a integrarse y accede a la cadena de comercialización, el que se integra y comienza a exportar y algunas variantes  más, presentan diferentes problemáticas y requieren soluciones con distintos alcances, algunos ya ni siquiera con  problemas productivos, sino sociales. (…)
Revertir esta situación implica peticionar a Nación que modifique la paridad cambiaria para la fruticultura por medio de la baja de retenciones, reembolsos, reintegros, baja de aportes patronales o de la manera que sea más conveniente, esto es medular. Solicitar además que continúe el apoyo de infraestructura pero con un programa coordinado con Provincia, que incluya capital de trabajo y capacitación, de lo contrario las instalaciones terminarán siendo alquiladas a grandes empresas.
Provincia, por su parte, debe rápidamente diseñar y ejecutar un programa de venta de fruta comercial a comedores escolares y/o comunitarios de todo el país, buscando rentabilidad sin intermediarios, para pequeños productores (existen experiencias, habrá que actualizarlas y eficientizarlas).
Hay que ampliar y potenciar el programa que está llevando a cabo el Ministerio de Producción, coordinado con Nación, de diversificación, que puede significar una salida para pequeños productores. Y desarrollar un programa con su correspondiente financiamiento para lograr la integración entre productores y/o entre productores y grandes empresas.
Se debe también coordinar con  la UNC, UNRN, CIATI, INTI, INTA, INVAP, ALTEC, etc. un programa que genere alternativas para industrializar la pera  y la manzana; tenemos el 45% de fruta de descarte con muy pocas opciones y bajo rendimiento. Estados Unidos no tiene un porcentaje de descarte muy inferior, pero por su espectro de industrialización obtiene un alto beneficio. (…)
He enumerado algunas medidas que me parecen prioritarias y están  destinadas a recuperar la rentabilidad del negocio y principalmente a sostener un modelo de producción basado en pequeños productores, que significan un modo de vida de los rionegrinos, que generó muchos puestos de trabajo y que hizo grande este valle y esta provincia.

(*) Ex legislador. Presidente del Congreso provincial de REDES.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario