El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
42% Hum
LMCipolletti

Saltó dos alambrados y se fugó de la cárcel cipoleña

Un preso logró escapar, pero los perros de la Policía detectaron su rastro y fue recapturado. Cuestionan la seguridad del Penal 5.

Fuentes policiales aseguraron que Claudio Sepúlveda huyó "sin mayor esfuerzo" y que no hay más evadidos "porque (los presos) no quieren".
 
Sin mayores esfuerzos, Claudio Sepúlveda saltó los alambrados y se fugó ayer por la mañana de la Unidad Penal 5 de Cipolletti. Aunque su evasión fue corta ya que lo apresó la Policía provincial en cercanías a El 30.
Fue la tercera fuga de la cárcel local desde que recibió sus primeros reclusos, en enero del año pasado.
Desde el Servicio Penitenciario no se brindaron informes sobre las circunstancias del escape de Sepúlveda, quien purga una condena unificada de diez años de cárcel por un homicidio, informaron partícipes del operativo de captura.
Fuentes policiales confirmaron que el reo "no forzó nada, sólo tuvo que saltar los alambrados" para escapar de su lugar de detención.
El sector de celdas tiene un primer cerco y a varios metros de distancia hay otro alambrado que delimita el perímetro de la construcción, ubicada en el extremo norte del ejido cipoleño.
Las medidas de seguridad de la Unidad Penal habían sido cuestionadas informalmente por funcionarios judiciales antes de su inauguración, en diciembre de 2010. Durante una inspección de magistrados del fuero Penal se recomendaron modificaciones internas por situaciones de peligro para guardias y presos. Y se hicieron observaciones sobre los alambrados exteriores.
Y ayer fueron policías quienes aseguraron que el Penal es inseguro. "No se fugan más (reos) porque no quieren", fustigó sin contemplaciones una autoridad policial local.
La primera conducción del Penal sostenía que los riesgos de fuga eran bajos puesto que la cárcel cipoleña sólo recibiría presos con buena conducta y, en muchos casos, con beneficios de salidas transitorias o próximos a concluir sus condenas.
 
Captura
Una vez detectada la fuga, desde la prisión dieron el alerta a las distintas comisarías y la Policía envió al lugar a la sección Canes.
"Con prendas de vestir de Sepúlveda los perros se orientaron y marcaron su camino. Afortunadamente pudimos encontrarlo bastante rápido, cuando llegaba a un puesto en la zona rural de El 30. El perro lo siguió durante dos kilómetros", explicaron fuentes policiales.
Del operativo para capturarlo participaron efectivos de todas las comisarías y unidades de la Regional V. Una vez apresado, Sepúlveda, de 35 años, fue trasladado primero a la sede de la Unidad Cuarta y, más tarde, personal del Servicio Penitenciario lo volvió a llevar hasta su celda.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario