El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
43% Hum
LMCipolletti

Ruth Montecino, rumbo al juicio oral

Al igual que su hermano Héctor, la cipoleña enfrenta una difícil situación y tras su traslado a Neuquén capital, sería procesada por tráfico de drogas.

Ayer, la Policía de la vecina provincia se encargó de brindar los principales detalles de la detención de la prófuga de la Justicia.
 
Al ser detenida, Ruth Montecino viajaba con su hijo de diez años en un taxi por una zona periférica de Bahía Blanca. Hacía poco tiempo que allí buscaba ocultarse en una vivienda de dos ambientes que alquiló a un particular y que ayer fue allanada. Antes habría deambulado por la Capital Federal y no se descarta otro destino itinerante desde que lograra escaparse de la Policía, el pasado 23 de septiembre.
Cuatro meses y medio después y tras una paciente y sigilosa tarea de inteligencia que incluso contempló la ciudad rionegrina de Catriel, donde fue detenido su hermano el pasado 14 de enero, personal del Departamento Toxicomanía de Neuquén tuvo el dato certero de que podría dar con ella en Bahía Blanca.
Su detención no fue fortuita. Hace ya unos días que una comisión especial vigilaba la zona. Con gran reserva, esperó la oportunidad más propicia para dar con ella. Y fue en la calle, la tarde del martes. La Policía siguió sus pasos mientras se movilizaba en un taxi junto a su hijo menor. Y en las calles Nicaragua y José Hernández, cuando no había lugar a dudas que se trataba de Ruth Montecino, la Policía procedió a identificar a los ocupantes del rodado. Fue cerca de las 18.30.
Fuentes policiales dijeron que la mujer, lejos de mostrarse sorprendida y resistirse, enseguida reconoció a los efectivos como parte de la Policía de Neuquén y cayó en la cuenta de que venían por ella. No está probado que el taxista tuviera vinculación alguna con la sospechosa.
Ruth fue trasladada a una unidad de investigaciones de Bahía Blanca, donde hasta ayer permanecía detenida. Se estima que en un plazo de 48 horas podría ser conducida a la capital neuquina. En tanto, su hijo quedó en manos de su padre biológico que viajó hasta esa ciudad, cuando tomó conocimiento del hecho.
Una vez detenida por efectivos de Toxicomanía, la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Bahía Blanca prestó colaboración con la Policía de Neuquén. Ayer, cerca del mediodía, la casa que alquilaba fue allanada, pero los efectivos no encontraron elementos de interés para la causa, indicaron fuentes policiales. Aún así fueron secuestrados algunos teléfonos celulares que serán sometidos a pericias. El procedimiento se concretó en un barrio.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario