El clima en Cipolletti

icon
Temp
72% Hum
LMCipolletti

Robó en dos viviendas de la misma calle del Arévalo

En una de las casas entró dos veces. En la otra fue atrapado por los vecinos gracias al pedido de auxilio de la víctima.

El joven ladrón había salido de la cárcel la semana pasada. De la primera propiedad se habría llevado 25 mil pesos.
 
Un joven que una semana atrás había recuperado su libertad fue detenido por un grupo de vecinos del barrio Arévalo tras haber robado en dos casas.
Lo llamativo fue que a una de las propiedades, sobre Vicente López y Planes al 300, ingresó en dos oportunidades. Primero se habría alzado con 25.000 pesos, pero  inconforme con el botín regresó unas ocho horas despu{es  para llevarse algunas otras pertenencias.
El delincuente fue atrapado gracias a que en la otra vivienda, de la misma calle pero al 800, la víctima pidió ayuda a los gritos.  Los vecinos escucharon el pedido de auxilio y salieron para ver qué era lo que ocurría. Se encontraron con un joven, de 23 años, que se escapaba con pertenencias de la mujer. Pero sólo alcanzó a correr unos metros. El hecho ocurrió ayer a las 6.45, según informaron fuentes policiales.
Tras ser detenido, se le halló en su poder una mochila con prendas de vestir que había robado de la otra casa y en este caso se había llevado una campera, un teléfono y algunas joyas. La mujer comentó que se encontraba durmiendo cuando escuchó ruidos extraños. Al levantarse de la cama se cruzó con el ladrón y comenzó a gritar. Los vecinos la escucharon y la ayudaron atrapando al delincuente.
Gran sorpresa se llevaron los policías cuando notaron que no sólo se trataba de una persona que hacía escasos días había salido de la cárcel, sino que también pudieron establecer que el sospechoso sería la misma persona que había robado, en un lapso de ocho horas, la casa que se encuentra a cinco cuadras.

En ocho horas
A las 22.30 de anteayer se registró el primer robo. La víctima tomó conocimiento de que alguien había entrado a su casa cuando la alarma de seguridad se disparó. Al llegar notó que le faltaban dos notebooks y 25.000 pesos.
Como el delincuente había roto una ventana para ingresar, el damnificado y su familia pasaron la noche en otro lugar. Unas horas después, el ladrón aprovechó que la vivienda estaba deshabitada y entró nuevamente. Esta vez para llevarse una mochila con ropa. El joven, de 22 años, quedó alojado en la Comisaría Cuarta y a disposición de la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario