El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
25% Hum
LMCipolletti

Río Negro tiene nuevo gobernador

En su discurso de asunción, Carlos Soria dijo que será inflexible con la corrupción. "Todo aquel delito que se realice en la función pública será entendido como traición a la Patria", afirmó.

El mandatario llamó a la unidad y al esfuerzo de todos los rionegrinos para transformar la provincia.

Viedma (Enviados especiales)
Carlos Soria asumió ayer la gobernación de Río Negro, en lo que significó una jornada histórica para la provincia, que después de 28 años cambió el signo político de su gobierno. El ex intendente de General Roca quedó oficialmente a cargo de sus funciones de gobernador luego de una sesión protocolar llevada a cabo en la Legislatura. Allí, el actual vicegobernador Alberto Weretilneck le tomó juramento.
El flamante mandatario arribó a la capital provincial en horas de la tarde, ya que por la mañana estuvo en Buenos Aires presenciando la asunción de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien aseguró haberle hecho llegar "el saludo de todo el pueblo rionegrino".
 
Una provincia destruida
Luego de jurar por Dios, la Patria y el pueblo de Río Negro, Soria hizo uso de la palabra leyendo un extenso discurso en el que realizó un exhaustivo análisis de la actualidad provincial y sobre su futuro accionar ejecutivo.
El gobernador inició su intervención asegurando que reciben una provincia devastada por la corrupción, el endeudamiento y la desidia de 28 años de radicalismo en el poder.
"Siento vergüenza como rionegrino y como dirigente que se hayan ido debiendo cinco meses a los cuarteles de Bomberos Voluntarios", manifestó un enérgico gobernador. En este sentido señaló, en relación a las gestiones anteriores, que "les robaron y les mintieron a todos con una desfachatez sin precedentes".
Soria ennumeró una serie de irregularidades que llevaron a la actual crisis que afecta a Río Negro. Entre ellas indicó que la deuda total de la provincia es de 4.800 millones de pesos. Al respecto, responsabilizó al "gobernador Saiz, quien además de aceptar la impunidad se va del gobierno siendo un gran mentiroso". También indicó, como otro de los hechos lamentables perpetrados por la anterior gestión, "los negocios fáciles con la tierra pública, la cual se ha vendido a precios viles e irrisorios".
La cantidad de "ñoquis" fue otra de las cuestiones en las que el nuevo mandatario hizo hincapié, manifestando que "ese empleo fácil persigue la intención de incorporar más punteros de la política".
 
Contra la corrupción
"La irresponsabilidad, el despilfarro y el descontrol ya fue, gracias a Dios es una época que ya pasó", afirmó Soria. Siguiendo ese pensamiento, profundizó su idea de acabar con la corrupción enquistada en la plana política, la que combatirá.
Indicó que "en Río Negro va a dejar de hablarse de corrupción porque a los corruptos se los va a castigar con el peso de la Justicia". En tanto, explicó que no se le puede temer a la verdad y a la transparencia, aconsejándole a los jueces que apliquen la ley para castigar a aquellas personas que cometen algún hecho de corrupción. Fue en ese marco en que aseguró que "todo aquel delito que se realice en la función pública será entendido como traición a la Patria".
 
Trabajar entre todos
En su alocusión, Soria llamó "a la unidad, a trabajar entre todos los rionegrinos para transformar la provincia". A propósito, hizo un especial hincapié en la necesidad de que aumente el porcentaje de contribuyentes. "Todos debemos pagar los impuestos, porque el que roba al fisco le está robando a los que menos tienen", dijo.

Mario Franco, entre los más aplaudidos

El ex gobernador fue una de las figuras que participó de los actos junto a Miguel Pichetto y otros referentes políticos.
 
Una de las personalidades de la jornada fue Mario Franco, ex gobernador de la provincia de Río Negro entre los años 1973 y 1976.
Franco, hoy de 82 años, había sido el último gobernador peronista. Ayer fue centro de atención y cuando entró al recinto de la Legislatura se ganó una de las máximas ovaciones del día. En ese momento, la militancia justicialista, comenzó a entonar el tradicional cántico popular "Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser gobierno, como en el '73".
Entre los presentes también se destacó el senador nacional Miguel Ángel Pichetto, quien también fue uno de los que más cariño explícito recibió por parte de la gente allí presente.
Además estuvieron los diputados nacionales Herman Avoscan, Silvina García Larraburu, Luis Albrieu y Jorge Cejas.
La de ayer fue una jornada histórica, que quedará en el recuerdo de los rionegrinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario