El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti

Restablecieron la calma tras el motín

Luego de los incidentes del lunes, el Servicio Penitenciario logró normalizar la situación en la cárcel. La revuelta fue por el sorpresivo traslado de presos.

Los agentes a cargo de la custodia de los reos realizaron una requisa y no hallaron facas. No hubo incidentes con los internos llegados desde Bariloche.
 
El traslado de tres internos a la cárcel de Viedma fue el motivo que desató el motín que se registró anteanoche en la penitenciaría cipoleña. El director del penal, Gabriel Yanca, confirmó que un hermano de dos de los presos que fueron enviados a la penitenciaría de Viedma fue quien dio inicio a la quema de colchones, que luego derivó en un violento enfrentamiento entre internos y efectivos.
Desde el Servicio Penitenciario se radicaron denuncias por los daños ocurridos durante los disturbios en la sala de enfermería y en las celdas donde prendieron fuego distintos elementos. A cargo de la investigación quedó el juez Gustavo Herrera. Simultáneamente, se evalúa qué clase de sanción recibirá quien comenzó con los enfrentamientos.
Para mantener la seguridad y tranquilidad dentro de la cárcel se dispuso que los pabellones sean requisados. “Buscamos facas –armas blancas de fabricación casera–, elementos que puedan utilizar para dañarse o atacar a terceros y cualquier otra cosa que no esté permitido ingresar”, comentó Yanca.
El procedimiento se realizó ayer cerca del mediodía con total normalidad y en poder de los reclusos no se halló nada que pudieran utilizar durante una gresca.
Después de varias horas de tensión que se vivieron entre la noche del lunes y la madrugada de ayer, volvió a reinar la tranquilidad. Se supo que los 15 internos que fueron trasladados desde San Carlos de Bariloche fueron divididos en dos grandes grupos. A quienes fueron condenados por delitos contra la integridad sexual se los alojó en el pabellón “A” y la otra mitad en el “B”. Estos últimos se encuentran tras las rejas por haber cometido delitos contra la propiedad u homicidios.
Durante el motín, otros internos también sufrieron heridas, pero se supo que ninguno padeció lesiones de mayor consideración.
 
Malestar por traslados
Pese a que ayer no se había generado ningún conflicto entre los reos, trascendidos informaron que la noticia de la llegada de los nuevos reclusos no habría “caído” bien entre quienes hace ya tiempo se encuentran en la cárcel cipoleña. Sin embargo, el detonante del conflicto fue la salida de tres presos con destino a Viedma.
Según comentaron familiares, los traslados suelen hacerse arbitrariamente, sin motivos aparentes, y ante esta situación estalló la furia de uno los reclusos, de 18 años. En el caso de este joven, debió ser asistido en el hospital local tras haberse cortado los antebrazos, aunque ninguna de las heridas fue de gravedad.
Allegados a los internos y fuentes del Servicio Penitenciario afirmaron que en los pabellones hay subdivisiones por el lugar de procedencia de los condenados y que quienes son minoría suelen sufrir malos tratos.
Desde el Penal se informó que el motivo del traslado de los presos respondió a normativas y decisiones que se toman desde el Servicio Penitenciario para realizar diferentes reubicaciones, según dispongan las autoridades.
Ayer, la Secretaría de Seguridad informó que el nuevo destino de los condenados cipoleños había sido determinado hace diez días, aunque los presos fueron notificados minutos antes de que se iniciara el viaje.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario