El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
23% Hum
LMCipolletti

Recordarán a Julio Dante Salto, a cien años de su nacimiento

Habrá una ceremonia en el Mausoleo hecho en su honor el próximo domingo. Salto gobernó Cipolletti y fue el "alma máter" de El Cipoletazo.

Cipolletti.- El próximo domingo se realizará un homenaje al Doctor Julio Dante Salto, al cumplirse 100 años de su nacimiento. La ceremonia se realizará a las 11, en el Mausoleo construído en su honor.

Esta mañana, su hijo Julio "Beby" Salto, dialogó por LU5 y dio detalles de la ceremonia, en la que se espera la presencia de autoridades municipales y provinciales. "Beby" agregó que se descubrirá una placa alusiva e invitó a los vecinos a ser los oradores en recuerdo de su padre. 

"Invitamos a los vecinos, porque lo recuerdan mucho a mi padre.Yo siempre digo que los pueblos que no tienen memoria se van quedando vacíos", declaró Salto al rememorar El Cipoletazo, del cual su padre fue el "alma máter".

"Fue una concesión geopolitica que la gente apoyaba. También había un localismo muy basado en Roca que yo no quiero revivir. Que las diferencias queden en el fútbol y nada más. Pero yo siempre digo que ir a Neuquén es ir a mi casa e ir a General Roca es simplemente un viaje. Neuquén le dio a mi padre la protección cuando lo querían detener", recordó Julio.

El Cipoletazo
En 1969, el gobernador militar de Río Negro, el general Figueroa Bunge, aprobó el proyecto de construcción de un puente sobre el río Negro, a la altura de Paso Córdova, y de pavimentación de la ruta 6 hasta Bariloche. Este nuevo camino, que ahorraría sólo 30 kilómetros en un tramo de más de 500 sustituiría a la ruta nacional 22 en el transporte de cargas, y saltearía a Cipolletti, Allen, Neuquén y otras localidades ubicadas al oeste de General Roca.

En defensa de los intereses locales, Salto se opuso a la medida y acudió a los medios ¡. Con los rumores de un conflicto instalado en la comunidad, un conjunto de vecinos cipoleños se acercó a Viedma e intentó, sin éxito, entrevistarse con el gobernador. Entonces se dirigieron a la Capital Federal, donde el entonces ministro del Interior, general Imaz, les comunicó que la destitución de Salto era inminente, por hacer públicas sus opiniones en disenso con las autoridades militares.

El decreto se concretó 11 de septiembre, disponiendo  la destitución de Salto. Al otro día, se presentaron en la municipalidad de Cipolletti seis enviados del gobernador para hacer efectivo el decreto. Ante la situación, Salto ganó el tiempo necesario para que su secretario informe a los medios lo que ocurría y el pueblo de Cipolletti respondió con una multitudinaria movilización hacia el municipio. Los comercios e industrias cerraron, los alumnos se retiraron de los colegios y la gente salió a la calle.

Con la ciudad entera declarada en rebeldía, Figueroa Bunge retrocedió con la destitución de Salto, pero envió a la calle a todos los efectivos policiales que disponía.

Durante los días siguientes la ciudad vivió horas de agitación, hubo apagones masivos en la noche, detenciones, allanamientos y heridos de bala. Salto, buscado por las fuerzas, se refugió en Neuquén y, ante la perspectiva de una escalada de violencia en la ciudad pactó con las autoridades su renuncia, a condición de que su sucesor fuera nombrado por él.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario