El clima en Cipolletti

icon
Temp
78% Hum
LMCipolletti

Reconocimiento a Movilizados por Malvinas en Allen

En su primer artículo, se declara el reconocimiento histórico y ético para los ciudadanos allenses convocados y movilizados, en tanto el artículo segundo ordena a la “Secretaría de Gobierno organizar un registro".

Cipolletti.- Fue aprobado en la sesión ordinaria de este jueves (3-9-09), por unanimidad, el proyecto presentado por el PPR en noviembre de 2008, en donde se declara el reconocimiento histórico y ético a los ciudadanos allenses convocados, movilizados y a todas aquellas personas que intervinieron en la gesta de Malvinas en 1982.
Ante la presencia de más de 50 movilizados se aprobó este proyecto que el bloque del PPR había presentado como Declaración, y se convirtió en Ordenanza por decisión unánime de los demás concejales allenses.
Esta idea, resistida por conductores de dos medios de comunicación radial, dos excombatientes de la localidad, fue avalada por una nota de apoyo que firmaron más de 500 ciudadanos allenses.
En su primer artículo, se declara el reconocimiento histórico y ético para los ciudadanos allenses convocados y movilizados, en tanto el artículo segundo ordena a la “Secretaría de Gobierno organizar un registro con todos los ciudadanos que intervinieron en la gesta de Malvinas en el año 1982, que acrediten la certificación respectiva otorgada por el Ejército Argentino”.
En el artículo tres, se establece que “los ciudadanos inscriptos en el registro, deben ser invitados en forma particular y organizativa a todos los actos públicos, con el fin de que se presenten en el desarrollo de los mismos, como soldados movilizados bajo bandera de la ciudad de Allen”.
Argumentos
En el año 1982, la República Argentina se vio involucrada en un conflicto bélico con Gran Bretaña, por la recuperación de las islas Malvinas y del Atlántico Sur, y la convocatoria a concurrir en defensa de la Nación se efectuó en el marco de una guerra que afectó tanto a quienes entraron efectivamente en combate en el área del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS), como a todos aquellos que fueron alistados para la defensa del resto del Territorio Nacional.
La sociedad argentina demostró la necesidad de reconocer las tareas desempeñadas por aquellos que pusieron en riesgo su vida, su salud física y mental y su futuro en el cumplimiento de un deber patriótico, que se otorgaron en los beneficios previstos en las leyes nacionales 23.848 y 24.652, y en Río Negro la ley 2.548 y sus respectivas reformas.
En forma inexplicable aquellas disposiciones dejaron fuera de cobertura a los ex soldados que estando bajo bandera (Clase 1963) y los convocados y movilizados (clase 1962) se encontraron expuestos a la inminente posibilidad de entrar en cualquier momento en combate.
Estos jóvenes movilizados no fueron menos héroes que los que participaron en el desembarco de las islas Malvinas, y han sufrido secuelas psicológicas y traumáticas propias de los actos de irracionalidad y violencia que constituye la guerra. Ellos desempeñaron tareas de apoyo imprescindibles para aquellos que estaban en las islas, fundamentalmente en los desplazamientos en zonas de defensa de las ciudades marítimas de la Patagonia. Agregándose además la ardua labor de logística que se realizó desde distintos puntos del continente.
El sector geográfico a defender era tan amplio que se hacía imposible rotar a las tropas, lo cual obligaba a realizar guardias permanentes, sin relevos, sin horas de descanso, en condiciones de frío extremas, con escasez de alimentos, de ropa, de armas y municiones. Y allí estaban los jóvenes movilizados. Cumplieron en forma satisfactoria los objetivos militares como los de evitar ataques o daños a guarniciones ubicadas en el continente. Ejemplos: las incursiones aéreas de aeronaves inglesas que fueron halladas en tierra chilena (Punta Arenas), conocida como Operación Mikado, o las lanchas utilizadas por comandos británicos en las costas de Comodoro Rivadavia.
Los soldados y ex oficiales movilizados cumplieron con satisfacción la decisión militar de proteger a la población argentina ante las tareas de inteligencia de los gobierno de Gran Bretaña y Chile, que fueron aliados permanentes durante la guerra, no precisándose aún con exactitud cómo sería el mapa geográfico argentino sin la custodia continental de estos hombres argentinos.
La provincia de Río Negro y la ciudad de Allen, deberían realizar un justo reconocimiento a los soldados movilizados en la gesta de Malvinas, poniéndose a la altura de otras provincias y naciones que participando en conflictos bélicos, actuaron en consonancia con principios y derechos internacionales de guerra, reconociendo los derechos de aquellos ciudadanos que estuvieron bajo bandera en confrontaciones armadas.
Al encontrarse bajo disciplina militar, los soldados movilizados lo hicieron en defensa de la Argentina frente a un motivo que, históricamente, se creyó como una justa reivindicación. Fueron convocaron y allí estuvieron, en Malvinas o protegiendo el continente. Además el dolor no tiene dueños absolutos. El dolor y el sufrimiento fue de todos los argentinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario