El clima en Cipolletti

icon
Temp
48% Hum
LMCipolletti

Reclamaron justicia en homenaje a José Maciel

Familiares, municipales y autoridades participaron del acto, a dos años del mortal atentado.

Compañeros del barrendero afirmaron que los hechos violentos continuarán "mientras lo permitamos".
 
Con sus hijos y nietos a la cabeza, empleados municipales realizaron una marcha para reclamar el esclarecimiento del crimen de José Maciel, víctima del atentado con explosivos del que ayer se cumplieron dos años. "Nos hace mucha falta todos los días, no lo vamos a recuperar, pero al menos necesitamos justicia", dijo Mariana, una de las hijas de Maciel, a metros del lugar donde estalló el artefacto explosivo en la fría madrugada del 13 de julio de 2010.
Los escasos avances de la investigación fueron el principal motivo de cuestionamientos por parte de familiares y ex compañeros de trabajo de la víctima. El intendente Abel Baratti y el gobernador Alberto Weretilneck, manifestaron similares críticas al proceso. El jefe comunal reclamó que la Justicia siga investigando y pidió que el próximo año Maciel sea recordado, pero con la causa esclarecida.
Unos 300 manifestantes participaron del acto central en homenaje al empleado municipal, que se desarrolló en la esquina de Fernández Oro y Sáenz Peña, donde funciona la Escuela de Policía. En el edificio contiguo, cuando estalló la bomba, estaban las oficinas de la Brigada de Investigaciones de la Policía. La unidad fue trasladada, pero donde estaba el nicho de gas la pared levantada tras la colocación de la bomba continúa con los ladrillos a la vista como una marca de lo sucedido.
Todo el Gabinete municipal y los miembros del Concejo Deliberante estuvieron presentes en el acto, que contó con una participación mucho mayor a la de 2011, en el primer aniversario. Junto a los municipales, se manifestaron por las calles céntricas integrantes de la Asociación Familiares del Dolor, Estrellas Amarillas, jinetes y una dotación de Bomberos Voluntarios. Y sobre el mediodía, cuando la columna llegó al lugar del hecho, los agentes de la Escuela de Policía se sumaron al acto. Llamativamente, ninguna otra autoridad de la Regional V participó de la actividad.
Carlos Fonseca, quien fue compañero de trabajo de Maciel, recordó la última noche de trabajo que compartieron ("no sabíamos que iba a ser la última vez en saludarnos", dijo) y pidió "unidad porque estas cosas van a seguir pasando mientras nosotros lo permitamos".
La causa judicial, en manos del Juzgado Federal de General Roca, no tiene mayores avances para determinar quiénes y por qué colocaron dos bombas en esta ciudad. Una explotó y provocó la muerte a Maciel y la restante fue descubierta a tiempo por personal policial a pocos metros.
Baratti también pidió compromiso de la comunidad. "Debe comprometerse, debe estar presente en este tipo de actos que llenan de dolor”.

Hay "pistas firmes, pero no imputados"

El abogado de la familia dijo que es difícil que la causa avance.
 
El avance de la investigación judicial por el atentado en Cipolletti motivó ayer cuestionamientos de distintos sectores, principalmente por la demora en establecer la competencia para realizar las pesquisas. Alejandro de la Cruz Bustamante, representante de la querella, explicó que las averiguaciones permitieron hallar "pistas fuertes, evidencia concreta", pero que se trata de indicios que comprometerían a posibles imputados que no fueron identificados hasta el momento. "Pistas hay, lo que no tenemos son imputados", dijo el asesor legal de la familia Maciel.
Para la familia, actualmente sólo hay una línea de investigación "seria". Se trata de la denominada pista internacional, que apunta al accionar de grupos extremistas de Chile, que tienen como método de acción los ataques con artefactos explosivos. Para Bustamante, está descartado que el atentado haya sido perpetrado contra la Policía por hechos acontecidos en la provincia los días previos al ataque.
Esa posibilidad, incluso por vinculaciones al narcotráfico, había sido sostenida como hipótesis en los primeros pasos de la pesquisa. Incluso, el gobernador Alberto Weretilneck consideró ayer que "no hay dudas" de que el blanco del atentado fue la Policía, por el lugar donde se ubicó el artefacto. El titular del Ejecutivo dijo desconocer el estado actual del caso y expresó "bronca e impotencia" por el tiempo perdido en el primer mes y medio de la investigación, cuando la Justicia provincial intentó conducir la investigación para después trasladar el expediente al fuero Federal.
Bustamante coincidió en ese aspecto al afirmar: "Incluso con actuación del fuero provincial hubo medidas que pudieron ordenarse más rápidamente. Hoy es muy difícil avanzar".
Sin embargo, descartó el presunto ataque a la Policía, tras el que estarían grupos delictivos o de agrupaciones de izquierda con acción en el país. "Eso se investigó en un principio, pero ya no", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario