El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
45% Hum
LMCipolletti

Queja de un comerciante de la Isla Jordán

El dueño del parador de la Isla Jordán solicita que desde el municipio sean más específicos sobre las normativas.

Patricio Palma adquirió un comercio en el predio de la Isla Jordán para instalar una parrilla. Según refirió, desde el sector de Comercio del municipio le aseguraron que con la licencia que obtendría podría vender alcohol siguiendo las normativas. Sin embargo, ayer recibió una notificación en la que se informaba que no podría realizar ese expendio durante la temporada estival. Según afirmó el comerciante, lo que lo molesta es la falta de claridad a la hora de establecer las reglas que rigen las actividades.
Palma afirmó que adquirió la edificación que se encuentra en el ingreso del predio recreativo con la intención de remodelarlo e instalar un nuevo comercio en el lugar. “Hice una inversión grande”, señaló. “Cuando fui al municipio me dijeron que lo podía habilitar como parrilla, donde uno vende todo lo que es pollo, asado y alcohol”, detalló, y luego aclaró que recibió una notificación ayer que lo ponía al tanto de que no podría expender bebidas alcohólicas durante el verano. “Yo estoy dispuesto a colaborar, no tengo problemas. Pero te dicen una cosa y después otra y te confunden”, enfatizó Palma.
 
Desconcierto

Si bien la licencia solicitada está en trámite, la inversión que realizó está acorde con las proyecciones económicas que había realizado. Debido a que fue notificado sobre la imposibilidad de vender alcohol, según afirmó el comerciante, se encuentra desconcertado. “La Isla Jordán está linda, no se está portando mal la gente. Además, si mandan a un nenito a comprar bebidas yo no le vendo, le digo que venga el padre”, aclaró.
Por otro lado, debido a contradicciones que el propietario observa, siente que existe una cierta “persecución”. “Dicen que el problema de la delincuencia tiene que ver con el alcohol, pero hay otras cosas como las drogas y no se ve que las persigan tanto”, señaló Palma. “Al final parece que todo es contra los comerciantes. No tengo problema en colaborar con el municipio, pero creo que tienen que ser más claros, porque te dicen una cosa y después otra y uno no sabe qué hacer. Pagué el canon anual para vender bebidas alcohólicas”, indicó.

Dejá tu comentario