El clima en Cipolletti

icon
Temp
56% Hum
LMCipolletti

Puntos Corazón se presentará en la ciudad

La organización católica promueve misiones en distintos países para ayudar a los más necesitados.

El cipoleño Edgardo Jara se sumó a la entidad y su destino será La Ensenada, Perú. Su partida será el marco del desembarco de la agrupación.
 
Fundado en 1990 por el Padre Thierry de Roucy, y con sede en 18 países, Puntos Corazón se presentará en sociedad este sábado, a las 20, en la Sagrada Familia. El arribo de esta organización, en la figura del padre Felipe se dará en el marco de la misa que se realizará por Edgardo Jara, el domingo, en la iglesia de la Misericordia. Se trata del único cipoleño que se ha sumado a la propuesta de misionar en otro lugar del mundo. En este caso, será La Ensenada, Perú.
La propuesta de Puntos Corazón es que los creyentes destinen parte de su tiempo a dedicarlo misionar bajo el carisma de la compasión y la consolación por los más necesitados.
Esta meta fue lo que cautivó el interés de Jara, quien está estudiando enfermería, pero siente que la fe lo llama para cumplir su misión junto a los que menos tienen. Para saciar esa necesidad, este joven de 24 años inició una búsqueda que lo llevó hasta Puntos Corazón. Supo de la organización en un congreso misionero que se realizó en San Nicolás. Poco tiempo después, comenzó su formación y después de un año, le confirmaron su destino: La Ensenada. Allí se reunirá con otros cuatro jóvenes de distintos países para iniciar la experiencia deseada.
 
“No es una aventura”
Jara tomó en serio su compromiso con Puntos Corazón, y su misión hasta que inicie su viaje es promover el espíritu del movimiento al que se ha sumado. “El padre Thierry dice que la gente además de las cosas materiales también necesita amor, sino se asiste nada más. Es importante lo material pero también lo es lo afectivo”, señaló el joven como muestra de la filosofía que lo guía.
“Para mí, este viaje no es una aventura. Me voy a misionar, a estar con la gente del barrio, a compartir con ellos. Eso me hace feliz”, indicó Jara.
El cipoleño estará en Perú durante un año y medio, su misión será colaborar con los vecinos de La Ensenada. Esto significa desde jugar con los niños hasta acompañar a los ancianos. Esta vida implica conocer otras culturas y modos de pensar, y es la base de Puntos Corazón: la posibilidad de abrirse a otros y ayudarlos más allá de cualquier diferencia.

Dejá tu comentario