El clima en Cipolletti

icon
Temp
77% Hum
LMCipolletti

Procuradora general pidió prisión para policía que golpeó a un menor

Además, la jefa de los fiscales rionegrinos solicitó al máximo organismo judicial que se le imponga al efectivo la pena de dos años de prisión y cuatro años de inhabilitación especial, accesorias legales y costas por el mencionado delito.

Cipolletti.- La procuradora general del Poder Judicial, Liliana Piccinini, dictaminó que el Superior Tribunal de Justicia debe revocar la sentencia de la Cámara Primera en lo Criminal de General Roca, emitida el 9 de junio pasado, que absolvió a un policía del delito de vejaciones agravadas por el empleo de violencia, al golpear a un menor, hijo de un comisario.

Además, la jefa de los fiscales rionegrinos  solicitó al máximo organismo judicial que se le imponga al efectivo la pena de dos años de prisión y cuatro años de inhabilitación especial, accesorias legales y costas por el mencionado delito, publicó la agencia de noticias ADN.

En forma subsidiaria, sólo para el caso de no estimarse viable el dictado de una condena por parte del STJ, requirió que, por idénticos motivos a los anteriormente desarrollados, se proceda igualmente a dejar sin efecto el pronunciamiento impugnado, reenviando las actuaciones judiciales para su sustanciación en los términos del actual artículo 441 del Código Procesal Penal.

Por este caso, el fiscal de Cámara, Eduardo A. Scilipoti, interpuso recurso de casación contra la resolución de la Cámara Primera en lo Criminal de General que absolvió a J. H. G. (su identidad no consta en el expediente al cual accedió ADN) del delito de vejaciones agravadas por el empleo de violencia.

Oportunamente, Scilipoti sustentó que los magistrados no pueden hablar de prueba insuficiente de cara al testimonio coherente del denunciante, que en forma inmediata al hecho en la Comisaría se lo relató a su padre y le dijo que identificaba al que lo había golpeado, corroborado ello por la lesión certificada por el médico que se compadece con lo denunciado, sumado al acta de reconocimiento en rueda de personas, frente a los dichos exculpatorios del imputado desvirtuados por el comisario G. (padre de la víctima).

El fiscal agregó que el único testigo policía a favor de G., no aclaró la contradicción entre lo declarado en debate (que vio a la víctima con sangre en la boca al subir al patrullero) y lo dicho en la instrucción (que no prestó atención si se lastimó o no cuando se golpeó dentro del móvil), por lo cual el recurrente en el debate solicitó que se dejara constancia para formar causa por falso testimonio; mientras que ninguno de los otros policías actuantes al momento de la detención vieron golpeada a la víctima.

En consecuencia, calificó de arbitrario el análisis realizado por el Tribunal en cuanto a que las lesiones pudieron haberse ocasionado en tres situaciones diferentes, ya que nadie lo vio lastimado ni al bajarlo del taxi que lo conducía, ni al trasladarlo en el patrullero y que fue lesionado en la Comisaría y por la persona sindicada.

Al analizar el recurso de casación, la procuradora general ratificó los fundamentos expuestos por el fiscal de Cámara y remarcó, entre otros conceptos, que “se advierte que las conclusiones  que pueden obtenerse sobre su mérito resultan conducentes para incriminar a G. por el delito endilgado”.

Además, consideró que “la solución más adecuada no pasa ya por la nulidad y el reenvío correspondiente para que sea analizada la conducta del imputado, sino más bien con la valoración de los elementos de prueba que permiten ser revisados y vueltos a ponderar, debe proceder (el STJ) a determinar la autoría penalmente responsable del enjuiciado en la perpetración del hecho que ha sido calificado como vejaciones agravadas por el uso de violencia,   dictando en consecuencia la correspondiente condena”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario