El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
15% Hum
LMCipolletti

Preocupa el estado de la calle Salto

Se trata de una arteria muy transitada, principalmente en verano. Sin embargo, la falta de mantenimiento hace complicada la circulación por la zona.

El mal estado de la calzada que une el centro de Cipolletti con la Isla Jordán sigue siendo motivo de quejas por parte de los vecinos.
 
El circular por la ciudad es, en algunos sectores, una compleja tarea. Tal es el caso de la calle Julio Dante Salto, una arteria que, en verano, conduce a cientos de personas diariamente hacia la Isla Jordán.
Los pozos en ese sector, entre la Ruta 22 y el centro de esparcimiento a la vera del río, son una constante que se percibe hace varios años, pero la situación empeora cada vez más con el paso del tiempo.
Los accidentes allí son moneda corriente. La velocidad desproporcionada que adquieren algunos de los automovilistas es una de las causas, pero lo desparejo del asfalto y la inexistencia de banquina hacen un cóctel peligroso que puede atentar contra la seguridad vial de los cipoleños.
“Esto no es de ahora, hace tiempo que está así, si no estás concentrado con cualquier bache de estos podés perder el control y estamparte contra un árbol o contra alguien del otro carril”, indicó Santiago, un vecino que ayer dio una vuelta por la Isla Jordán pero volvió temprano porque “el clima no acompañó”.
La falta de mantenimiento en dicha arteria es notoria hace tiempo. Además de los baches que tienen varios centímetros de profundidad, hay en los costados una gran cantidad de basura apilada que se desparrama por sobre el roto asfalto sumando más complicaciones a la ya complicada tarea de circular por allí.
Y si de sumar peligro se trata, los ciclistas corren un riesgo permanente. Circulan sin la indumentaria y las precauciones pertinentes realizando una actividad física para la cual cuentan con la ciclovía. Sin embargo, según manifiestan, la velocidad que pueden adquirir no es la óptima para desempeñarse como desean, por lo que prefieren arriesgar sus vidas en una estrecha y excesivamente maltratada cinta asfáltica.
 
Falsas promesas
Sucesivas gestiones provinciales realizaron promesas de repavimentación para la arteria cipoleña en cuestión.
“La obra de repavimentación estará incluida en el cronograma de trabajos de la provincia para desarrollar en el 2009 y se concluirá antes del verano”, supo informar uno de los tantos funcionarios que pasaron por Río Negro en años en los que la calle Salto cada vez se destrozaba más.
Las quejas de los vecinos sobre esta situación datan de varios años pero se incrementan notoriamente con la llegada de cada temporada veraniega. Esta calle es de gran importancia para los cipoleños, ya que comunica el casco urbano con el principal centro de esparcimiento de la ciudad.
 
Iluminación escasa
Si uno pretende circular por la calle Julio Salto, entre la Isla Jordán y la Ruta 22, durante la noche percibirá que los peligros son altamente mayores que con la luz del sol. Allí la iluminación nocturna es escasa y de muy mala calidad, por lo que se convierte en una boca de lobo.
En el plan de reconversión e instalación lumínica del año pasado, la calle estaba contemplada pero en la zona urbana, es decir, desde las vías ferroviarias hacia la zona norte de la ciudad. En tanto, la zona rural de esta arteria no fue contemplada.

Sectores de la ciclovía cipoleña también padecen la falta de cuidado

En algunas partes, la basura y yuyales crecidos interfieren en la normal circulación de los vecinos de la ciudad.
 
Uno de los mayores lugares de esparcimiento en Cipolletti es la ciclovía que se erige paralela a las vías férreas. Sin embargo, en algunos sectores el descuido es notable.
Bolsas de basura, yuyales que crecen ocupando un notable espacio en la estrecha calzada son sólo postales de un descuido que afecta el normal desarrollo de actividades físicas al aire libre.
Pero esta situación no es apreciable en toda la ciclovía, sino en determinados sectores. En ese sentido, es notoria la mejoría que se observa en la zona comprendida entre la calle Toschi y Kennedy, justamente la zona por donde más vecinos circulan diariamente.
Pero en otros lugares, como en la calle Tres Arroyos, o en la General Paz (pasando Pasos de los Libres), el estado y el mantenimiento dista mucho de ser el ideal.
Además, el control tampoco es lo suficientemente riguroso para evitar cualquier tipo de complicaciones. Tal es el caso de la gran cantidad de motociclistas que circulan por un lugar que les está vedado. De esta forma pone en peligro a la gran cantidad de vecinos que eligen esa arteria para poder realizar sus actividades físicas, destino para el que fue creado en primera instancia.
Es de esperar que este lugar, que tanto atrajo y atrae a los cipoleños, no devenga en un sector olvidado padeciendo el desinterés oficial y el silencio de terceros.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario