El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
47% Hum
LMCipolletti

Preocupa el creciente consumo de alcohol

Resulta clave el control del expendio en la ciudad.

Al 25 de mayo pasado habían ingresado a la ciudad casi 2.200.000 litros. Y en diciembre, por las fiestas, se prevé un ingreso de 1 millón.

El ingreso de bebidas alcohólicas a Cipolletti sigue alcanzando grandes volúmenes, al punto que en la comuna se teme que para fin de año se alcance e, incluso, supere las cantidades del año pasado, que fueron más que considerables. La extensión que está alcanzando el consumo alarma a las autoridades municipales, que por ello insisten en la necesidad de introducir más controles al expendio.
Según las estadísticas de ingresos de productos alimenticios que tiene la Municipalidad, al 25 de mayo pasado habían entrado a Cipolletti para el consumo local 2.193.000 litros de bebidas alcohólicas. En todo el año pasado, el ingreso de estos productos alcanzó los 6.243.000 litros.
De acuerdo con la evolución anual que experimenta la introducción de alcohol a la ciudad, se podrá alcanzar o superar los niveles de 2008. Y ello, principalmente, porque en diciembre, con motivo de las fiestas de fin de año, tiene lugar un salto en las cifras. Según Roberto Bichara, responsable de Comercio municipal, en el último mes de año las estadísticas se ubican en torno a 1 millón de litros que entran para comercializarse aquí.
El funcionario dio cuenta de la «preocupación» que existe en la comuna por los guarismos del alcohol. Y, haciendo diversos análisis, han llegado a estimar que todos los cipoleños mayores de 12 años –es decir, una cantidad de personas que rondaría los 53.000 habitantes- toman por lo menos un vaso de alcohol por día.
Resulta obvio que la referencia es solamente estadística, porque el problema radica, en realidad, en que el consumo se concentra sobre todo en determinados grupos etarios y en sectores que consumen demasiado, junto a otros que no toman o casi no toman. Con lo que el crecimiento del alcoholismo se torna un problema y un drama de la sociedad. Pero la estimación que hacen en el municipio es significativa. Y también que Cipolletti, por las estadísticas, estaría en segundo lugar de consumo entre las ciudades de toda Latinoamérica.
Por todo ello, Bichara destacó la necesidad de aplicación de más controles al expendio y consumo en la ciudad, para ayudar a encauzar la situación. Y también para impedir otro fenómeno que se sabe que existe y que complica más las cosas. Se trata del ingreso de alcohol sin pasar por la oficina de Abasto que tiene la comuna en Ruta 22. Aquí, el accionar de los inspectores municipales procura tener a raya a los infractores. Por carecer del remito de introducción del municipio, se sancionó en lo que va del año, por transportar alcohol u otros productos alimenticios, a 122 transportistas.


Los inspectores municipales siguen aplicando infracciones

Un local bailable y un lugar de venta ilegal de alcohol fueron sancionados en sendos operativos.

Con toda intensidad siguen adelante los controles ya habituales de la Municipalidad a los locales nocturnos y comercios en general por el cumplimiento de la normativa vigente, tanto en materia de seguridad y protección de menores como por todo lo que tiene que ver con la venta de bebidas alcohólicas.
Los operativos realizados en los últimos días determinaron la aplicación, el viernes, de una infracción por venta ilegal al propietario de una casa en las 1.200 Viviendas en que se vendía alcohol sin autorización. Según información de la comuna, la casa queda en calle Scalabrini Ortiz y la persona infraccionada sería reincidente.
Los inspectores contaron con la colaboración de efectivos de la Policía y la sanción que se aplicará está en manos ahora del juez de Falta Darío Bravo.
Los controles se prolongaron, como ya es habitual, al fin de semana. En este sentido, ayer de madrugada se procedió a aplicar una infracción a un local bailable de la zona centro por no respetar la disposición que obliga a los propietarios de los locales bailables a iniciar, a partir de las 6, el desalojo de sus instalaciones. A partir de esa hora, debe cesar la música, se debe encender la luz y se tiene que propiciar la salida del público asistente. En el establecimiento infractor esto no se había consumado como es debido. Por un motivo similar, se le hizo una notificación a otro local nocturno.
Las disposiciones en vigencia constan en el Código de Comercio de la comuna y cada punto ha sido publicado en su momento en el Boletín Oficial cipoleño. Sus textos se pueden consultar en la página de Internet de la Municipalidad, como para que, ante cualquier duda por parte de los comerciantes, se pueda recurrir a la información disponible.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario