El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
50% Hum
LMCipolletti

Pensar en el Distrito Vecinal Noreste para el nuevo colegio secundario

Educación debe definir en qué sector se construirá la obra financiada por Nación. Cómo crece la ciudad debe ser parte del análisis.

Por ÁNGEL CASAGRANDE

“En la ciudad hubo una explosión demográfica muy grande. Hay muchos sectores que no tienen un colegio cerca y lo están reclamando desde hace tiempo”, explicó Oscar Cifuentes, del Consejo Escolar, cuando fue consultado sobre en qué barrio de Cipolletti se construirá el nuevo secundario que fue gestionado por el Ejecutivo provincial ante Nación.
También precisó que todavía no está definida la modalidad con la que funcionará.
Y si bien es cierto que hay varias zonas en las que es necesaria la instalación de una institución de Nivel Medio, se impone pensar en el futuro desarrollo urbanístico por lo que el Ministerio de Educación tendría que enfocar la obra hacia el Distrito Vecinal Noreste, donde está previsto que habiten miles de familias.
De esta forma, se estaría preparado para las necesidades del próximo lustro y se canalizaría también una demanda de los vecinos de los barrios y asentamientos del este de la ciudad.
Y en caso de que existiera un compromiso de que se pueda conseguir la concreción de otro secundario más, en ese caso la zona de Mercantiles, CGT y 8 de Diciembre debería pasar a ser la primera opción porque es un lugar de mucha densidad demográfica que no cuenta con un colegio.
En cuanto a la modalidad, es probable que haya voces encontradas sobre lo que requieren los adolescentes cipoleños, pero no sería para nada errado que se trate de un colegio técnico porque desde hace tiempo se escuchan cuestionamientos por la falta de vacantes en las pocas instituciones que generan este tipo de enseñanza y capacitación, que muchas veces permiten a personas especializarse en oficios que terminan siendo su sustento económico de por vida.
 
Preocupación central

Desde que asumió el 3 de enero, el gobernador Alberto Weretilneck ratificó que el Ejecutivo redoblaría los esfuerzos en el área de Educación, que fue una o quizás la más castigada durante los últimos años de los mandatos del radicalismo. La caótica y crítica situación se profundizó en las ciudades grandes, y una de las más afectadas fue Cipolletti.  
A cuatro meses, se puede afirmar sin ninguna duda que se trabajó mucho en la reparación de las escuelas de la ciudad y que el tema pasó a ser una preocupación central de las autoridades rionegrinas. El anuncio de la inclusión de proyectos para Río Negro en el programa nacional 700 Escuelas es otro de los aspectos para valorar de la gestión provincial. Además, se confirmó la creación de un jardín de infantes para el Anai Mapu y obras para mejorar el de Las Perlas.   
 
La herencia
Sin embargo, quedan tareas pendientes que todavía perjudican el aprendizaje de los más pequeños porque los problemas que subsisten principalmente son en las primarias. La escuela de las 1.200 Viviendas, la de las 300 y la de Ferri no han podido tener un desarrollo normal del ciclo lectivo.
Ni hablar de la Laboral 4, que ni siquiera pudo empezar porque su edificio se cae a pedazos. Las graves falencias son estructurales y es probable que se lleve todo el año ponerlas en condiciones aceptables.
Lo que tiene que quedar claro para los funcionarios es que por más que se puedan dictar clases, muchas veces gracias al esfuerzo de los maestros, se tiene que continuar con las tareas de refacción y mantenimiento. Y deben ser conscientes de que cuando se inicie el ciclo lectivo 2013 no podrán mirar atrás para buscar responsabilidades en los gobiernos anteriores.  

El legislador provincial Jorge Barragán, del Frente para la Victoria, presentará un proyecto para que los pobladores de Las Perlas sean incluidos en el circuito electoral Alto Valle Oeste y puedan votar en Cipolletti. El año pasado, en todas las elecciones, tuvieron que viajar 110 kilómetros hasta Cerro Policía para cumplir con su deber cívico.  

Cipolletti cerró una nueva participación en el Torneo Argentino A. Si bien se mantuvo la categoría, la temporada -que incluyó el adiós al césped natural en La Visera y jugar la mitad de los partidos de local en Allen- fue pobre y estuvo muy lejos del lugar que se merece el equipo de fútbol más importante de la Patagonia. 

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario