El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
34% Hum
LMCipolletti

Penas de 10 y 14 años por el crimen del joven Martínez

Los padres de la víctima se mostraron disconformes con la sentencia. Los defensores apelarán el fallo.

Los condenados fueron trasladados al penal cipoleño, aunque los familiares de Martínez pedirán que los trasladen a Roca.
 
La Cámara en lo Criminal Segunda condenó ayer a 10 y 14 años a los jóvenes que fueron encontrados culpables del crimen de Jonathan Martínez, ocurrido en agosto de 2011 en las 1.200 Viviendas. Ambos fueron trasladados a la cárcel cipoleña pese al pedido de los familiares de las víctimas que exigieron que cumplieran sus condenas en el penal de General Roca. Se estima que los defensores apelarán las sentencias.
El fallo fue leído ayer a las 13 en la sala de la Cámara Segunda, que en este caso, fue integrada por César Gutiérrez Elcarás, Pablo Repetto y Álvaro Meynet.
Tras conocerse las sentencias, los padres del joven asesinado, Luis Martínez y Claudia, se retiraron decepcionados ya que esperaban condenas más altas. “Ellos van a poder abrazar a sus hijos pero a nosotros quién nos quita este dolor. No podemos creer que le hayan dado tan pocos años”, expresaron luego de haber escuchado el fallo.
Sin embargo, Roberto Bereguer, quien representó a la familia de la víctima, aseguró estar conforme con la sentencia ya que en su alegato había solicitado la pena de 15 años para Muñoz y los jueces terminaron condenándolo a 14. De manera coincidente, el fiscal Alejandro Silva se mostró satisfecho porque había pedido penas similares a las que le fueron dadas a los acusados. En este sentido, remarcó: “Hay que tener en cuenta que el autor del crimen al momento del hecho era menor de edad y en escasas situaciones son condenados”.
 
Sentencia
Los jueces tomaron en cuenta la conducta del menor y entendieron que actuó de manera deliberada y que pese a sus intentos de querer convencer al jurado que sólo quiso asustar a la víctima no habría sido así.
En su defensa, el menor declaró que efectuó cuatro disparos y que los últimos dos los hizo cuando el conductor del auto aceleró, y que en todo momento apuntó hacia las piernas pero que producto de la velocidad habría impactado uno de los proyectiles en el cráneo de Martínez.
Según se desprende de la sentencia, no habría ocurrido de esta manera y no quedó acreditado que el conductor, quien era Diego Muñoz, haya acelerado al pasar por el frente de la casa de la víctima, ubicada en calle Falucho al 1.334.
Además se tomaron en cuenta algunas sanciones que recibió el menor en el lugar en el que se encuentra detenido por haber discutido con un compañero y por haber intentado herir a otro con un cuchillo.
Fue condenado tras haber sido encontrado culpable del delito de homicidio agravado por haber sido cometido con un arma de fuego en concurso ideal con portación de arma de uso civil.
En tanto, a Diego Muñoz se lo sentenció por el mismo delito en carácter de partícipe necesario, agravado por la participación de un menor de edad.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario