El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
47% Hum
LMCipolletti

Para Vialidad, el ensanche de la Ruta 22 “no se detiene”

El plazo de ejecución del tramo Chichinales-Godoy es octubre de 2010. Aseguran que llevan el 56%. Seguirá Cipolletti–Roca, en tramos de 14 km.

«La obra de ensanche de la Ruta Nacional 22 en el Alto Valle no se detiene y está en los plazos previstos», aseguró el jefe de distrito de la Dirección Nacional de Vialidad en este área. Octubre de 2010 es la fecha prevista para la finalización del tramo ya iniciado, entre Chichinales y Godoy.
Con cada accidente que ocurre en el tramo valletano se reaviva el reclamo por esta obra que al sumar un nuevo carril de cada lado, debería garantizar mayor seguridad entre Chichinales y Cipolletti. «Nosotros debemos informar a la central de cada accidente que hay en nuestras rutas», dijo Arturo Montero de Espinosa, ingeniero responsable en la zona por Vialidad Nacional. «Recibimos muchos reclamos y quejas, que son entendibles pero lo cierto es que la obra de ensanche no se ha detenido y ya está previsto el llamado a licitación para nuevos tramos», declaró el ingeniero en entrevista telefónica con La Mañana Cipolletti.
Si bien las cuestiones administrativas se resuelven en Buenos Aires, Montero confirmó que la continuidad del ensanche estará del lado de Cipolletti – Roca, como ya había publicado este diario. «Probablemente dividida en tramos de 14 km, que es lo que vamos trabajando. Pero con prioridad allí porque es la zona de mayor tránsito», ratificó.
El llamado a licitación se preveía para setiembre y los tiempos se pueden correr uno o dos meses, dijo Montero. «Pero por cuestiones administrativas y no por una decisión política de frenar los trabajos», e insistió: «no hay directivas de parar».
El tramo de la «autovía» en el Alto Valle entre Chichinales y Godoy cubre 24,9 km en total. De los cuales llevan culminados 5,8 km.  «Estamos en los plazos correctos de obra, llevamos el 56% de obra ejecutada (ya que también se ha avanzado en el resto del tramo) y el plazo de entrega es octubre de 2010», especificó Montero.
Agregó en relación con este tramo que hubo dos adecuaciones que extendieron los plazos, y que son el acceso a Villa Regina y el reemplazamiento de la cinta asfáltica por cercanía de emprendimientos productivos, situaciones que debieron atender.
El último accidente fatal sobre la ruta ocurrió en la madrugada del sábado 22, cuando impactaron de frente dos autos a la altura de Cervantes, en el km 1158. Allí a pesar de ser una zona semiurbana no hay señalización ni iluminación. Sobre los cambios que aportaría el ensanche en esos aspectos, Montero dijo que la obra sumará iluminación en las intersecciones o entradas, además de rotondas adecuadas o derivadores para los ingresos a las localidades. Pero no en las líneas rectas, como en la zona adonde se produjo la última tragedia.

La obra entre Chichinales y Godoy

Son 24,9 km. de autovía sobre la Ruta Nacional 22.

Hasta ahora aplicaron base negra de carpeta asfáltica en todo el tramo, excepto en Villa Regina donde dejarán para el final de modo de realizarlo rapidamente debido al tránsito.

La carpeta asfáltica está lista en un tramo de 5,8 km.
 
Falta separación entre carriles y pintura.

La obra incluye tres colectoras.

El plazo de terminación es octubre de 2010.

Presupuesto: 140 millones de pesos a valor actual.

Ejecutados: 60 millones de pesos.

Dudas por las construcciones cercanas a la cinta asfáltica

Con el avance de la ampliación de la Ruta Nacional 22,  surgen dudas en cuanto a la proximidad de la autovía con construcciones establecidas a la vera de la ruta.
Ya en el primer tramo la Dirección de Vialidad tuvo que frenar las tareas y readecuar los planos cuando un grupo de productores reclamó vía judicial por el impacto ambiental que provocaría la obra en su producción orgánica.
Según explicó el ingeniero Juan Montero, el estudio de factibilidad aprobado contempla tanto los emplazamientos productivos como todas las construcciones preexistentes. Aunque «se debieron tomar precauciones sobre la distancia a la hora de aprobar esas obras», cuestionó el responsable zonal de Vialidad Nacional. «Igual, siempre se ocupa un ancho de 50 metros que está libre», aseguró. En el caso de zona de servicios a la vera de la ruta, dijo que están previstas colectoras para ordenar el tránsito y mantener el paso en condiciones seguras.

El “Corredor 29”

Así denomina Vialidad Nacional al tramo de la Ruta 22 entre la rotonda de Neuquén próxima a los puentes carreteros y la Circunvalación Presidente Perón de Cipolletti.
 Allí, el seguimiento de los contratos estaba a cargo de OCOVI (Órgano de Control Vial), una dependencia nacional a cargo de corredores donde había convenios con empresas privadas como Caminos del Valle.
Ahora ese tramo volvió a depender de la inspección de Vialidad Nacional.
 En el proyecto, los dos carriles de la Ruta 22 se enlazarán, en Cipolletti, con la obra de ampliación que han comenzado en el corredor.
Así, se pretende dar continuidad a la autovía en todo el tramo más transitado y de riesgo del Valle, entre Neuquén y Chichinales.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario