El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
30% Hum
LMCipolletti

Otra jornada de caos en los puentes

El movimiento Darío Santillán cortó la Ruta 22 a la altura del Canal de los Milicos durante más de tres horas. Las demoras provocaron malestar.

La protesta obligó a transformar en doble mano, con un solo carril, el tramo desde la rotonda hasta el acceso a las cabinas del ex peaje.

Otra jornada de caos vehicular se registró ayer en la zona de los puentes carreteros que unen esta ciudad y Neuquén por un nuevo piquete de integrantes de la agrupación Darío Santillán en la Ruta Nacional 22, a la altura del Canal de los Milicos, en dirección hacia la vecina capital. 
La protesta, protagonizada por una veintena de personas, se inició al mediodía y se extendió hasta las 15.30, provocando innumerables trastornos en la circulación a los miles de automovilistas que utilizan ese corredor en esa franja horaria.
En asamblea, los manifestantes resolvieron retirarse cuando les informaron que el jueves serán recibidos por el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Ernesto Paillalef, a quien le reclamarán trabajo para tres cooperativas cipoleñas que se dedican a la panificación, a la elaboración de agendas y a la costura.
Según indicó Beatriz, una de las referentes, las tareas son desarrolladas por alrededor de 300 personas. 
Además, exigirán el pago a unos 40 trabajadores que cumplen funciones en comedores comunitarios, a quienes aseguraron se les adeudan tres meses.
La manifestación obligó al personal de la Policía Caminera a transformar en doble mano, con un solo carril, el trayecto que va desde la rotonda en la que confluyen las rutas 22 y 151 hasta el acceso a las cabinas del ex peaje. Allí los vehículos podían retomar el camino habitual hacia Neuquén por el puente nuevo.
No sólo del lado cipoleño se dieron importantes demoras sino que entre las 13 y las 14 el regreso de la vecina provincia hacia esta ciudad fue caótico.
 
Incidentes y bronca
La fila de autos que avanzaba a menos que a paso de hombre llegó incluso a superar la altura del mayorista Vital, ubicado en la Multitrocha y la calle Paimún.
Como es costumbre, los automovilistas expresaron su enorme malestar e indignación por las demoras en el tránsito. Y también, como suele ocurrir en estos casos, se produjeron varios incidentes.
Uno de los más significativos se generó cuando el conductor de una camioneta intentó seguir su marcha al “pegarse” atrás de una ambulancia. De inmediato, los manifestantes lo agredieron y le rompieron el parabrisas.
También se dieron varios roces y pequeños toques entre los autos por la congestión, principalmente en los accesos a la rotonda.
Otro conductor, que también manifestaba mucha bronca, fue más allá y afirmó señalando a los manifestantes: “Que vayan a trabajar, en este país todos quieren las cosas de arriba. Es más fácil cortar una ruta que ponerse a laburar".

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario