El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
31% Hum
LMCipolletti

Orenses trabajaron para chicos de un albergue de El Cuy

Sorprendieron a la comunidad educativa de la meseta con sus presentes, reunidos con la colaboración de la comunidad.

Reunieron ropa, calzado y elementos de higiene para unos treinta alumnos. Una tarea conjunta del Club Fernández Oro y de Beroiza Competición.  

Integrantes de la subcomisión de ciclismo del club Fernández Oro y Beroiza Competición llevaron adelante una campaña de recolección de ropa, calzado, distintos elementos de higiene personal para un albergue de El Cuy y este fin de semana viajaron para entregarlos.
«La idea nació en una charla que mantuvimos con Juan Beroiza y Juan López. Como estábamos en una época de poca actividad en el ciclismo decidimos armar una campaña para este albergue. Nos pusimos en contacto con Gervasio Sosa, atleta de Allen quien los conoce y ya él había organizado otras cruzadas de este tipo. A partir de allí comenzamos a juntar ropa, calzado, distintos elementos de higiene personal, como jabón, dentífrico, cepillos de dientes entre otras cosas. Además les llevamos dos bicicletas, un televisor y una máquina de coser» dijo Eduardo Córdoba.
Luego agregó que «para esta campaña mucha gente trabajó, además le queremos agradecer al intendente de Oro, Juan Reggioni que nos ayudó mucho. Se hizo cargo del combustible para el viaje. Fue una muy linda experiencia y la pasamos muy bien, además de ver a los chicos contentos nos dejó un saldo muy positivo» dijo Córdoba.
En el albergue trabajan un total de quince personas, una directora, dos docentes y el personal de cocina, limpieza, quienes desarrollan todas las actividades en el lugar. Allí viven un total de 30 chicos que llegan de distintos sectores, parajes de esa zona de la Línea Sur.
Viajaron también dos músicos orenses, para deleitar a los integrantes del albergue. Falú y Rubén Ayala animaron el baile que se «armó» en horas de la noche luego del clásico asado.
Viajaron a la Línea Sur la familia Beroiza, Córdoba, Fernández y los músicos.

Dejá tu comentario