El clima en Cipolletti

icon
Temp
45% Hum
LMCipolletti

Murió Jorge Ferreira y Viedma deberá elegir intendente

Tras una larga enfermedad, el tres veces jefe comunal falleció ayer a la madrugada. En menos de 75 días tendrán que realizarse elecciones.

Una multitud despidió los restos  en el palacio municipal de la capital provincial.
 
Tras padecer una crónica y difícil enfermedad, el intendente de Viedma, Jorge Ferreira, falleció en la madrugada de ayer. Una falla multisistémica fue la causa que le dio fin a la vida de quien estaba al frente de su tercer mandato en la comuna capitalina. Ahora, asumirá en forma provisoria el presidente del Concejo Deliberante, José Luis Foulkes, quien deberá en 15 días hacer la convocatoria a elecciones, las que se tendrán que realizar en los siguientes 60 días (ver recuadro). 
Ferreira resistió la enfermedad como pudo, considerando que le faltaba un bazo y un riñón y tenía las defensas muy bajas en este último tiempo. Se plantó ante la situación y aguantó hasta las últimas consecuencias con la esperanza firme de poder salir airoso contra la enfermedad. Era tal la fe que se tenía, que se postuló para candidato a presidir la UCR rionegrina.
Pero el tiempo fue poniendo las cosas en su lugar y en los últimos días los más allegados a Ferreira caían en la realidad de que las cosas no serían como todos pretendían. El estado de ánimo y las defensas bajas del intendente estaban mostrando la realidad que les tocaría vivir.  
La muerte se produjo alrededor de las 2.10 y minutos después, desde la red social Facebook, el administrador de la cuenta municipal dio cuenta del hecho. “Tenemos que darles la noticia más triste”, decía el mensaje.
“Lamentablemente, el intendente Jorge Ferreira falleció en su vivienda particular y acompañado por su familia. El jefe comunal enfrentó un prolongado tratamiento oncológico, período en el cual siempre luchó para seguir conduciendo los destinos de la ciudad y recuperarse. La familia agradeció a todos aquellos ciudadanos que se preocuparon por su salud y las innumerables muestras de afecto”, expresaba.
 
La despedida con la gente
Pasadas las 8.30 se confirmaba que el velorio para que la gente pudiese despedirlo se realizaría en el edificio municipal, sobre calle San Martín, el cual se inauguró en 1910 y fue repatriado para la comuna en la segunda gestión de Ferreira. Frente al palacio municipal se encuentra la plaza San Martín y a muy pocos metros de donde se emplaza el despacho del intendente, la residencia de gobernadores rionegrinos, ese fue el entorno donde la gente fue a despedir la humanidad de Ferreira.
La emotividad y el dolor invadieron a todos y los ciudadanos comenzaron a ingresar sobre las 10 para despedir a su intendente y darle el último adiós. Minutos después de las 12, la mayoría de los integrantes del Gabinete cargó los restos de Ferreira hacia el coche fúnebre que lo llevó a la ceremonia con su familia, que se realizó entre los más íntimos.
Vecinos, jóvenes, integrantes de las juntas vecinales, funcionarios y los más íntimos allegados al mandatario vieron cómo el coche fúnebre emprendió su camino al cementerio privado de Patagones, donde lo esperaba su familia para cremar los restos.

¿Qué te pareció esta noticia?

100% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario