El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
15% Hum
LMCipolletti

Moyano: “Esta es una marcha de protesta en paz”

Miles de trabajadores llegaron esta tarde a la Plaza de Mayo para respaldar a su líder sindical.

Buenos Aires.- Miles de trabajadores llegaron esta tarde a la Plaza de Mayo para respaldar a su líder sindical Hugo Moyano y reclamar la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias con duras críticas a Cristina Kirchner, la misma Presidenta a la que apoyaron sin reparos en las urnas en las dos últimas elecciones generales. Las principales columnas ingresaban a la plaza, escenario histórico de victoria y derrotas del peronismo, por las diagonales Sur y Norte y por la Avenida de Mayo y al ritmo de redoblantes, cornetas y bombas de estruendo esperaban la llegada del titular de la CGT, que dará su discurso cerca de las 15:00.

Con matices discursivos, los manifestantes coincidían que Moyano no bajó el acto cuando muchos gremios decidieron darle la espalda porque está convencido de que el Gobierno modificará el impuesto cuestionado a fines de julio, y quiere tomarlo como una victoria propia que exceda a su futuro en la CGT. Facundo, uno de los hijos del camionero, arribó al mediodía arrastrando a los manifestantes del Peaje y dos horas después entró Pablo -de Camioneros- quien llegó con una fuerte custodia en medio de empujones y gritos. Los afiliados de los otros gremios, en su mayoría hombres, esperaban también a sus líderes sectoriales entremezclados en una densa nube de hubo por los numerosos puestos de venta de choripán y al lado de los parlantes que musicalizaban la escena con un abanico de hits que iba de Los Palmeras a AC/DC.

Te puede interesar...

Unos 40 gremios se disputaban las cercanías al escenario principal, ubicado delante de las vallas que desde la crisis del 2001 parten en dos a la plaza, e incluso se registró un fuerte choque entre afiliados de Camioneros y del Sindicato de Lecheros de Almirante Brown, lo que obligó al locutor principal a pedir calma. "Tengo cuatro hijos y el Estado me saca 756 pesos de mi sueldo a cambio de nada. Por eso estoy acá", le respondió Walter Insaurralde, delegado paranaense de la Unión de Recibidores de Granos, a la agencia Noticias Argentinas y agregó: "Preguntale a Cristina si ella paga Ganancias por el plazo fijo en dólares que tiene". La mayoría de los manifestantes se referían con ironías hacia la jefa de Estado, a la que acusan de "olvidarse" del movimiento obrero y a quien diferencian de las formas de proceder y los objetivos que tenía su fallecido esposo, el ex presidente Néstor Kirchner. Pedro Zacarías, del sindicato de la Marina Mercante, dijo que el reclamo es justo a pesar de que aún haya argentinos sin trabajo porque -dijo- "los pasos que se avanzaron no deben ser desandados" en materia salarial y de poder adquisitivo de sectores claves de la economía, "porque en definitiva son los que motorizan el consumo".

Desde las escaleras de la Catedral observaba la marcha Juan Ortiz, empleado jerárquico de una telefónica, y por lo bajo sostenía ante NA que "estos son los mismos que lograron el 54 por ciento" con el que la Presidenta arrasó en las urnas de diciembre último. "Pero así de ingrato es el pueblo. Yo no voté a Cristina pero entiendo que el Estado necesita los impuestos para bancar todo. Estos no aceptan descuento pero quieren todas las rutas asfaltadas para sus camiones", definió Ortiz. No parecía ser el modelo económico el que estaba en el banquillo de los acusados, sino sólo algunas herramientas como la presión fiscal y la diferencia que el Estado realiza entre los que más y menos ganan con las asignaciones familiares. "Este gobierno, después del de (Juan) Perón, es el que más nos dio a los trabajadores. Lo reconozco. Y el propio Moyano lo reconoce. Pero ahora no queremos perder lo que ganamos. La inflación nos está comiendo los salarios", explicó Federico Mendizabal, del gremio de Camioneros de Entre Ríos. (NA)

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario