El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
22% Hum
LMCipolletti

Matamala, letal

La pelea de fondo del festival de boxeo en el Club San Martín terminó con nocaut del campeón neuquino a Lucas Rodríguez.

Tras cinco años sin que se realizaran veladas boxísticas en la ciudad, cerca de dos mil personas asistieron al gimnasio del barrio Don Bosco.
 
Debieron pasar cinco años para que los cipoleños pudieran disfrutar de un festival boxístico en su propia ciudad. El gimnasio del Club San Martín albergó a unas dos mil personas que fueron parte de la velada del viernes por la noche, en la que Martín Matamala retuvo el título provincial neuquino de súper ligeros, tras noquear en dueño de cipoleños al retador Lucas Rodríguez. “Estábamos confiados de que esta pelea no iba a durar más de tres rounds”, expresó el campeón tras su victoria.
El espectáculo, fiscalizado por la Federación de Neuquén, contó con siete combates amateurs de gran nivel. El público que llenó el polideportivo de la institución del barrio Don Bosco, siguió las peleas con mucho entusiasmo alentando a los locales, pero también reconociendo las actuaciones de los púgiles de otras localidades.
A pesar de que los encuentros preliminares (ver aparte) fueron muy atractivos, el mayor espectáculo se dio en la pelea de fondo. Los cipoleños querían saber cómo estaba deportivamente Matamala y sobre todo conocer a Rodríguez, un púgil del gimnasio Vicente López, de 19 años, con siete peleas a cuestas y al que Cacho Diocares le había puesto todas las fichas.
Pero el campeón neuquino hizo valer su experiencia sobre el ring y no tuvo mayores inconvenientes para dejar sobre la lona al joven del barrio Tres Luces. En la previa, Matamala le había confiado a sus más íntimos que la pelea terminaba con un nocaut, pero todos los que concurrieron al gimnasio del León esperaban que la lucha durara los cuatro períodos reglamentarios.
En el primer round, los contrincantes se analizaron. Matamala lo esperó con paciencia y Rodríguez fue el que buscó conectar algún golpe, pero sin arriesgar. El defensor del título, antes de que suene la campana llegó con impactos claros en los  segundos en los que el boxeador del Vicente López bajó la guardia.
Ya en el segundo asalto, Matamala arremetió con todo y no falló. Antes del minuto, el campeón estuvo cerca de lograr el KO que había anunciado, pero Rodríguez logró levantarse. Sin embargo, ese fue el comienzo del final, porque apenas se reanudó la pelea, el púgil del rincón rojo dio el golpe definitivo que tumbó a su rival y sentenció la lucha.
 
Lo había adelantado
“Estamos muy contentos porque prometimos que iba a terminar así, porque este pibe no había peleado con nadie y no se había probado conmigo. Nosotros estábamos confiados de que esta pelea no iba a durar más de tres rounds”, sostuvo Matamala tras retener el cinturón.
“Empecé tranquilo, sabiendo que yo era el campeón y que me tengo que hacer valer y demostrar por qué tengo el título”, explicó.
El cipoleño prefirió no hablar sobre las condiciones de su rival, pero se dirigió a Diocares: “Yo le quiero decir al entrenador de este pibe, que antes de hacerlo combatir por el cinturón con siete peleas, lo hubiese hecho tener una carrera más larga. No quiero decir nada del chico, pero no lo tendría que haber expuesto a boxear conmigo porque tengo 38 combates”.
En este camino en el que busca llegar al profesionalismo, Matamala agradeció a gente, por acompañarlo: “A la familia, a los amigos que me siguen y a los que ya no y están en el cielo”.

La semifondo fue para el Kato

En la pelea de semifondo del festival boxístico amateur que se realizó el viernes en el Club San Martín, el cipoleño Ariel Kato Basualdo venció al zapalino Miguel Garrido por puntos 2 a 1.
El púgil que se prepara en la Escuela Municipal fue el que salió a buscar a su rival, encontrando los mejores golpes, pero al mismo tiempo realizando el mayor desgaste. Es por eso que Garrido con una gran actitud, aplaudida por el público, se recuperó sobre el final, a pesar de que la victoria fue de Basualdo.
La velada comenzó con el triunfo en las tarjetas (2 a 1), del boxeador Yago Mellado de Zapala ante Pablo García de Neuquén.
El primer cipoleño en subir al ring fue Miguel Matalama, quien se encontró con un gran contrincante sobre el cuadrilátero. Mauricio Vázquez realizó un buen trabajo respondiendo a cada arremetida del local. El duelo finalizó empatado.
Más tarde, el neuquino Juan Pailan venció a Germán Flores de Cipolletti en las tarjetas por 2 a 1. Fue claro el dominio del ganador del tercer combate de la noche, que no dejó dudas sobre su superioridad ante el púgil local. Lo mismo ocurrió en la cuarta pelea, en la que Gabriel Vargas, una de las grandes promesas de la Federación, dio una cátedra sobre el ring, venciendo por puntos con fallo unánime al roquense Jorge Mora.
En tanto, la boxeadora de Plottier, Ayelén Ñancumil derrotó a Débora Escalona de Zapala con respaldo total de los jueces: que le dieron un 3 a 0.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario