El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
20% Hum
LMCipolletti

Más de 50 operarios suspendidos por la papelera PPM

La empresa paró la producción, mientras se encuentra refaccionando la pileta de tratamiento.

El conflicto es de vieja data. Desde el 2004 vecinos del barrio Labraña vienen denunciando contaminación de la compañía en el Canal de los Milicos.
 

Más de 50 trabajadores de la empresa Productos Pulpa Moldeada de Cipolletti se encuentran suspendidos desde el sábado, tras la disposición de la compañía de parar la producción para evitar multas por parte de la Justicia, que intimó a la papelera a cumplir con las medidas ecológicas necesarias para no contaminar el canal de Los Milicos.  
Los operarios del lugar mostraron su preocupación ante la posible pérdida de su fuente laboral. La suspensión se extenderá, en primera medida, hasta el día 10. El Secretario General del Sindicato de Papeleros del Alto Valle, Héctor Beroíza, expresó que se mantendrán en estado de “alerta y movilización”, y agregó que: “Después veremos qué paso vamos a dar, de acuerdo al progreso del conflicto”.  
En ese marco la empresa, ubicada a la vera de la Ruta 151, se encuentra realizando trabajos en las piletas de ozonización de efluentes para que los niveles de tratamiento del mismo se adecuen a los establecidos por la legislación rionegrina.
Desde el miércoles pasado, la Justicia determinó multar a la empresa con un valor de tres mil pesos por cada día que pase, mientras que no solucionen el problema. La determinación surgió después de una nueva denuncia de los vecinos del barrio Labraña, que el 8 de agosto llevaron a la Justicia una nueva presentación sobre la falta de tratamiento y exceso de efluentes arrojados al canal Los Milicos.  
El conflicto es de vieja data, desde el  2004 que los vecinos del barrio comenzaron con las primeras denuncias sobre la contaminación del canal, además de anunciar afecciones respiratorias en personas del lugar. También presentaron un recurso de amparo por la situación del canal, mientras que hace seis años iniciaron una demanda por daños y perjuicios.
Los cipoleños reunidos en asamblea se movilizaron el viernes al puente carretero, que une esta ciudad con la de Neuquén, en donde manifestaron que no están dispuestos a permitir que el tiempo siga pasando y que sigan las prórrogas para la empresa.
 
Preocupación en los trabajadores
Son más de 50 trabajadores los que se encuentran en la puerta de la papelera manifestándose, desde el sábado.  
Beroíza explicó que “la empresa tomó la determinación de parar a la producción y suspender a su personal hasta el 10 de septiembre, para no tirar ningún desecho al canal hasta que no haga algunas modificaciones, que ya se encuentra haciendo, con la ozonización de efluentes. Con eso creen que van a poder estar dentro de los parámetros que le exige la Justicia para que no sea clausurada en un futuro”.
El sindicalista indicó que: “No estamos defendiendo a la empresa, estamos defendiendo nuestra fuente de trabajo”. Además, expresó que no están en contra de las manifestaciones de las personas del barrio, pero que no coinciden en algunos aspectos, como el de las afecciones en la salud. “Discernimos en algún punto con la gente de Labraña, porque ellos dicen que hay gente enferma dentro de la empresa, yo trabajo hace 30 años en esta empresa y puedo constatar que no hay ningún enfermo en relación al trabajo que hacemos”.
“Hay preocupación por parte de los trabajadores, ahora estamos 10 días suspendidos, pero hemos tenido un montón de situaciones anteriores, este ha sido un año complicado para la empresa y ahora encima con la amenaza de clausura de parte de la Justicia aumenta el malestar”, dijo Beroíza, quien añadió: “Hemos tenido que salir a defendernos, somos 50 familias vinculadas directamente, además de las personas que trabajan indirectamente como los camioneros o hacheros”.
En tanto, Abel Villegas, representante técnico de la empresa, vinculó el conflicto con intereses políticos: “Acá hay una cuestión política más que de ecología, a esa gente de Labraña la están usando, porque hay una cuestión de plata en el medio. En lo que es referido al juicio, teníamos hasta diciembre para colocar la planta que por razones de importación no se ha podido traer todavía desde Italia. En la causa no se habla de arsénico y de ninguna enfermedad respiratoria, porque ni siquiera tenemos residuos patógenos. Entonces todo esto encierra una cuestión política”.
Villegas explicó que están trabajando para que el nivel de tratamiento se adecue al que exige la legislatura de Río Negro, que es un nivel de 250 y la papelera estaba utilizando uno de 350. “En un residuo como el papelero, que es el más difícil de tratar, la legislación provincial no lo tiene previsto porque mayormente se adapta a las empresas de la zona como las jugueras y los galpones. En otros lugares esto está permitido”, indicó el trabajador.
Según Villegas, la compañía no arroja materiales químicos al canal Los Milicos: “Acá se trabaja con agua oxigenada para blanquear la madera, no se trabaja ni siquiera con cloro. Los residuos de ese blanqueo son los que vienen a la planta de tratamiento biológico, no se está tirando ningún producto químico, todo lo que sale es el residuo de la madera”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario