El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
22% Hum
LMCipolletti

Mary Mella: "Es una vergüenza"

La tía de María Emilia y Paula González se retiró de la sala indignada por el fallo que absolvió a Iribarren.

La desazón marcó la clausura del jury contra Pablo Iribarren. Mientras las sonrisas y los abrazos rodearon al acusado, Mary Mella tuvo que retirarse de la sala con una gran bronca, a flor de piel y por lo bajo señalando que “es una vergüenza”.
Lo de ayer por la noche y hoy a la madrugada fue el epílogo de una historia que parecía tener un final anunciado. El embate de la defensa y de parte del Poder Judicial que se encolumnó detrás de la figura del acusado parece que hicieron retroceder  a un Consejo de la Magistratura que ayer se mostró timorato y no dudó en considerar que Iribarren actuó correctamente.
Asimismo, se planteó que “un error judicial” no es causal de remoción y que determinados reproches a su labor no se entendían. Hasta en algunos pasajes, los consejeros atribuyeron responsabilidad a los auxiliares judiciales y de esta manera, dejaron a salvo el desempeño del magistrado.  
Diferente fue la posición de Arabela Carreras y Ana Piccinini, quienes se encargaron de resaltar los supuestos errores cometidos por el imputado y enumeraron “medidas extemporáneas” y la omisión en la “profundización de la investigación”.
Inquisidora, Piccinini buscó varias veces con la vista a Iribarren. Sin embargo, el funcionario prefirió dormitar de a ratos o tomarse el mentón con una de sus manos. Así se cerró un proceso que dejó una herida abierta en los familiares de las víctimas y un juez renunciante, que según la Magistratura provincial, cumplió con su deber.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario