El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
16% Hum
LMCipolletti

Marcha de empleadas domésticas

Ante un evidente retraso salarial, las trabajadoras preparan una movilización y un paro de actividades la próxima semana.

Cansadas de la ausencia de respuestas a sus pedidos de aumento salarial, las empleadas domésticas de la región se movilizarán con el objetivo de lograr una solución de parte de las autoridades gubernamentales. Hoy, se llevará a cabo una reunión en el Sindicato de la Fruta de esta ciudad, a partir de las 18.30.
El encuentro de hoy será presidido por la titular del Sindicato de Empleadas Domésticas en Río Negro y Neuquén, Sonia Kopprio, quien ayer fue amenazada de muerte mediante un llamado anónimo a una radio de General Roca.
La reunión en Cipolletti marcará el inicio de una serie de cónclaves en distintas ciudades de la zona del Alto Valle y el Valle Medio para definir una gran protesta que se concretaría hacia finales de la semana que viene o el martes 5 de octubre.
“Será un paro de las empleadas”, indicó ayer a este diario Kopprio, y agregó que “vamos a movilizarnos porque quedamos con nuestros salarios por debajo del índice de la pobreza”.
La dirigente sindical explicó que ya no se puede esperar más y que frente a la demora en la aprobación de la ley que les permitiría gozar del beneficio del sueldo básico de 1.740 pesos, decidieron realizar un reclamo ante la delegación regional de la Secretaría de Trabajo de la Nación. En este marco, Kopprio se reunirá hoy con las trabajadoras de Cipolletti, mañana presidirá un encuentro en Roca, y la semana que viene visitará las ciudades de Allen, Villa Regina y, posiblemente, Chimpay.
Tras el diálogo con las empleadas quedará definido el día de la protesta conjunta que consistirá en una marcha por las calles de Roca y una concentración frente a la delegación de Trabajo en la región, donde se entregará un petitorio a los funcionarios.
 
Incidente
Las declaraciones públicas de Kopprio generaron ayer una reacción impensada, cuando en una radio roquense se recibió un llamado telefónico anónimo que amenazó de muerte a la trabajadora. "No tengo miedo, no voy a bajar los brazos", dijo ayer en forma valiente la dirigente, que se lamentó de la situación crítica de "muchas compañeras, con sueldos de hambre".

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario