Lo condenaron a 20 años de prisión y se envenenó en pleno juicio

Slobodan Praljak fue acusado por crímenes de guerra contra musulmanes durante los años 1993 y 1995.

El ex jefe militar de los croatas bosnios en 1993 y 1995, Slobodan Praljak, se suicidó luego de que lo condenaran a 20 años de prisión por crímenes de guerra contra musulmanes. Tenía 72 años y para no pasar el resto de su vida tras las rejas tomó un vaso de veneno.

Sus últimas palabras fueron: "No soy un criminal de guerra. Me opongo a esta condena".

Te puede interesar...

Praljak era hijo de un trabajador del servicio secreto yugoslavo y en 1991 se unió de manera voluntaria a las fuerzas armadas croatas en Bosnia mientras se desarrollaba la guerra contra Yugoslavia. En el año 1993 estuvo al frente de un operativo militar en el que soldados serbiocroatas perpetraron una cacería contra los musulmanes en Mostar.

Embed

Según la sentencia de La Haya, durante el brutal procedimiento murieron niños, mujeres y ancianos que fueron "sometidos a condiciones inhumanas, sin agua, comida o atención médica".

También fue quien autorizó el bombardeo del puente de Mostar, hecho que lo llevó a ser desafectado de las fuerzas armadas.

Durante la lectura de su condena que se llevó a cabo durante la mañana del miércoles, Praljak negó todos los cargos en su contra y se suicidó. El episodio causó confusión entre los presentes.

Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario