El clima en Cipolletti

icon
Temp
66% Hum
LMCipolletti

Levantan casillas y preparan festival

En el asentamiento de Zoppi persisten en quedarse.

En la toma Awka Liwen, ubicada en tierras de Zoppi al sur de la Ruta 22, muchos de los ocupantes ya están terminando sus casillas para permanecer en forma indefinida en el lugar. Además, se organizan para hacer en el predio, en fecha próxima, un festival solidario en el que darán a conocer su problemática y el de la falta de vivienda en general en Cipolletti.
“Nosotros hemos decidido quedarnos pero queremos pagar por nuestros lotes y acceder a los documentos y escrituras de nuestra propiedad”, indicó el referente llamado Ernesto, quien reclamó, como lo viene haciendo casi desde el comienzo mismo del asentamiento, la intervención del intendente Abel Baratti como mediador ante los dueños del predio usurpado.
Los integrantes de las 34 familias que se afincaron en el sector se han dedicado a quitar las malezas y ya están construyendo precarias viviendas con palos, postes, maderas y plásticos, elementos que no tienen vedado ingresar porque no cuadran en la categoría legal de materiales de construcción, rubro al que sí pertenecen los ladrillos, el cemento, el hierro y otros productos para levantar las denominadas casas de material.
A la fecha, desde que arrancó la ocupación el domingo 20 de enero, no se han hecho presentes en el lugar representantes de ningún estamento estatal, salvo la Policía, que conserva una guardia mínima. En cambio, no se ha apersonado funcionario alguno del Municipio, la Provincia y la Justicia.
 
Desalojo de vivienda
Uno de los temas que inquieta actualmente a los ocupantes tiene que ver con la dramática situación de una familia que se asentó en el lugar, que no puede levantar aún un techo para residir allí de modo permanente y que, por eso mismo, sigue habitando parte de su tiempo en una vivienda ubicada en París 1.047.
El hecho es que el grupo familiar recibió una orden judicial de desalojo que debe efectivizarse mañana, por lo que sus integrantes (una madre sola con seis hijos, además de una mujer adulta mayor) se mantienen en vilo. Mirna, la progenitora, indicó que ha residido en la vivienda un año y ocho meses y cuestionó que el dueño le haya pedido ahora que abandone el inmueble, cuando todavía tiene algunos meses de contrato por delante.
Expresó que una hija de 16 años, debido al estrés que le generó un maltrato policial del que fue víctima el año pasado y ante las dificultades que conlleva la ocupación del predio de Zoppi, intentó quitarse la vida recientemente, lo que agrava aun más la situación.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario