El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
9% Hum
LMCipolletti

Las promesas albinegras

Esparza y Domínguez son los rostros de la renovación en Cipo que el domingo retoma la temporada del Argentino A recibiendo a Santamarina de Tandil desde las 18.

El mediocampista tiene apenas 18 años y vive en Ferri, mientras que el delantero mendocino cuenta 21.
 
La llegada de un nuevo cuerpo técnico renueva expectativas, entrega una bocanada de aire nuevo y muchos jugadores encuentran su momento de empezar a ganar protagonismo.
Algo de eso ha sucedido con Alexis Esparza y Mauricio Domínguez en esta pretemporada que hoy culminará y que el domingo mostrará en cancha algo de todo lo que se ha trabajado desde el 3 de enero.
Esparza es el más joven del nuevo equipo titular, con 18 años está culminando la tercera pretemporada profesional luego de haber sido promovido por Marcelo Yorno, mantenido por Lorenzo Frutos y revalorado por Rogger Morales.
“Sigo siendo un chico, a lo mejor los otros técnicos pensaban que por eso no podía jugar y yo entendía, pero cuando pasa el tiempo a uno le van dando ganas y la falta de chances te frustran”, reconoce “Saviolita”, como lo apodan en el barrio de Ferri del cual es oriundo.
En su mensaje se denota el duro camino para los chicos del club, más allá que en los últimos años se ha facilitado el debut de los valores genuinos. “El mérito de estas cosas es no bajar los brazos, seguir entrenando de la misma manera, aunque el técnico te mande a jugar la Liga Confluencia”, reconoce el enganche transformado en mediocampista por izquierda.
Domínguez también es un chico, de 21 años, sólo que los estereotipos del deporte de alto rendimiento lo ponen en otro lugar del análisis.
Mendocino, jugador del grupo FJAR que en la zona alcanzó notoriedad por el gerenciamiento de Pillmatun, desde que cumplió con las pruebas en el invierno causó una buena sensación en el club.
“Tengo mucha ansiedad, desde que llegué quiero jugar y a pesar de haber tenido algunas chances uno siempre quiere más. El técnico me ha dado mucha confianza y con ‘Goldo’ (Henry Sáez) nos complementamos muy bien”, dice.
La perseverancia, a pesar de su corta edad, ha distinguido siempre al cuyano que se fue de la casa familiar hace años, para cumplir inferiores en Defensa y Justicia, antes de recaer en Godoy Cruz.
“Es difícil cuando uno no juega, pero me conozco y sabía que trabajando bien en un pretemporada, con posibilidades, podía pelearla. Es importante que arranquemos ganando el domingo porque la promoción la tenemos a un punto”, anticipa como objetivo colectivo.
Juntos, los juveniles tratarán de rendirle a Cipo en un desenlace complicado de temporada para afianzarse como jugadores de primera división.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario