El clima en Cipolletti

icon
Temp
47% Hum
LMCipolletti

La toma Awka Lihuen resiste la orden de desalojo

La Justicia les dio, a las 30 familias, 48 horas para abandonar el predio de Lisandro de la Torre.

El plazo finaliza hoy. "Si corre sangre, se deberán hacer cargo el gobernador, el intendente y la jueza", aseguraron.
 
La jueza Sonia Martín intimó a las 30 familias que se encuentran ocupando un terreno sobre la calle Lisandro de la Torre, a metros de la Ruta 22, a que abandonen el predio. El tope de tiempo brindado por la magistrada se cumplirá hoy; sin embargo, los habitantes de la toma, que fue bautizada Awka Lihuen, resolvieron en asamblea no retirarse del lugar.
Rafael Huenteao, uno de los vecinos que vive allí hace un mes y medio, aseguró que no abandonará el lugar de ningún modo. “Nosotros estamos siempre abiertos al diálogo, yo quiero pagar el lote, quiero vivir dignamente, pero si no me dan la oportunidad para poder tener un techo digno, bueno entonces voy a resistir”, remarcó.
Para hoy esperan la llegada de la Policía con la intención de que se cumpla con el dictamen judicial. Sin embargo, la decisión ya está tomada. No se retirarán. Mientras que, con respecto a una posible represión, manifestaron su incertidumbre. “Esperamos que no suceda; desde el gobierno dijeron que no quieren hacer las cosas por la fuerza, que pretenden el diálogo, y nosotros también, por eso es que no creemos que vengan a reprimir”, dijo Huentao.
“Nosotros la vamos a pelear, yo doy la vida por tener un lugar donde vivir con mi mujer y mi hijo que viene en camino, y todos los que estamos acá pensamos igual. Si corre sangre, si este conflicto se lleva alguna vida, se tendrán que hacer cargo el gobernador, el intendente y la jueza, porque son ellos los responsables”, sostuvo Rafael, quien trabaja hace 20 años cosechando fruta.
El vecino, a su vez, señaló que se sienten completamente desamparados. “El Estado nos tiene abandonados, no se ocupa de las necesidades del pueblo, está totalmente ausente, no le importa la suerte de los más humildes. Ni asistentes sociales, ni médicos, se acercan para ver las condiciones en las que vivimos”, sostuvo.
 
La toma avanza
La toma Awka Lihuen hoy luce consolidada, con varias casas firmemente armadas y con una organización interna muy aceitada, con una distribución de responsabilidades que redunda en un funcionamiento óptimo de iniciativas como la del comedor, donde se alimentan de manera comunitaria, solidaria e igualitaria.
Hoy, por orden judicial, también tienen el servicio de agua potable de manera legal y hasta con un medidor. De la red sale una canilla para uso común, la cual fue instalada por Aguas Rionegrinas. En un principio, la conexión era clandestina, pero por intervención de la jueza se pudo regularizar.
Desde ARSA, por su parte, indicaron que “periódicamente se controlan las instalaciones en el sector, ya que ahora que cuentan con el servicio legal, cualquier pinchadura o conexión ilegal será retirada”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario