El clima en Cipolletti

icon
32° Temp
11% Hum
LMCipolletti

La taxista facilitó la fuga a su pareja

La Policía detuvo a la mujer que habría manejado el auto en el que los internos se alejaron del Penal 5. Su novio, Cristian Pérez, fue apresado ayer junto con Bruno Silva. Enzo Parada es el único que sigue libre.

Se aseguró que el vínculo entre ambos está confirmado, lo que avala la teoría de un plan elaborado anticipadamente.
 
La hipótesis sobre la existencia de un plan elaborado con anticipación por los presos que se fugaron el jueves del Establecimiento de Ejecución Penal 5 fue ratificada tras la detención de la persona que manejaba el taxi en el que huyeron. Se trata de una mujer que está en pareja con Cristian  Pérez, quien ayer fue atrapado  en el barrio Anai Mapu.
Junto con él, el personal de la Subcomisaría 79 capturó a Bruno Silva. Así, sólo el único paradero que aún se desconoce es el de Enzo Parada.
Poco después de la maniobra, fuentes del Ministerio de Gobierno informaron de la participación de un vehículo de transporte público, sobre el que no brindaron detalles para no entorpecer la búsqueda del rodado. Según se supo ayer, las pesquisas resultaron efectivas, porque permitieron apresar a la sospechosa, quien quedó alojada en una celda de la Subcomisaría 79, aunque ayer recuperó su libertad. Se espera que en las próximas horas sea llamada a declarar para terminar de conocer los detalles de la masiva fuga en la que seis internos se evadieron de su encierro.
Los últimos dos recapturados, Pérez y Silva, fueron denunciados telefónicamente por alguien que los vio en una vivienda de calle Los Menucos. Cuando vieron llegar a los efectivos, intentaron huir por los patios de las viviendas hasta ingresar en una propiedad de El Bolsón al 1.800, donde fueron aprehendidos. El procedimiento se registró poco después de las 14.
La Brigada de Investigaciones continúa con las pesquisas para dar con Enzo Parada, el único de los seis fugados que aún se encuentra en libertad.
Desde la Regional Quinta se informó que se están realizando rastrillajes en la ciudad y fuertes operativos sobre las rutas que podrían haber utilizado para escapar a otra localidad. “No descartamos nada. Estamos investigando para tratar de establecer si continúa en la ciudad o viajó a otro lugar”, confió una fuente policial.
 
Fuga masiva
Los presos lograron irse luego de haber limado los barrotes de la sala del taller y luego cortaron los alambrados que funcionan como cercos perimetrales. Apenas salieron, desde los puestos de control fueron advertidos por los guardias.
De inmediato se dispuso un operativo cerrojo. Los primeros en ser atrapados fueron Valdebenito y Roberto Barragán. Más tarde lograron capturar a Roberto Melo, quien ya había protagonizado fugas con otros internos.
En el caso de Valdebenito, se está estudiando la posibilidad de trasladarlo al penal de Viedma, ya que meses atrás estuvo involucrado en motines y generó enfrentamientos con los penitenciarios. “Es un preso conflictivo”, comentó la fuente consultada. En una oportunidad había estado alojado en la alcaidía a la que sería trasladado, pero luego de haber sido agredido regresó al penal cipoleño.
En mayo la cárcel fue intervenida y, tras cuatro meses, con la interventora desplazada y sin titular, dentro de los muros del edificio de la zona noreste aún se vive una fuerte preocupación, ya que no cuentan con una “cabeza” que la conduzca. Así lo manifestaron fuentes allegadas al Servicio Penitenciario, quienes expresaron que desconocen si habrá cambios o si se tomarán nuevas medidas de seguridad para evitar más fugas.

Dejá tu comentario