El clima en Cipolletti

icon
Temp
44% Hum
LMCipolletti

La pleamar dejó bajo agua a unos veinte autos en Piedras Coloradas

Si bien el fenómeno extraordinario estaba previsto, sorprendió a los turistas que estaban en ese sector ubicado a pocos kilómetros de Las Grutas.

Algunos de los damnificados se dieron cuenta de inmediato y lograron sacar sus vehículos. Otros tardaron más en llegar. Hubo escenas de consternación y nerviosismo.

Unos veinte vehículos que habían quedado estacionados en un sector aledaño a la playa de Piedras Coloradas, ubicada al sur de Las Grutas, fueron alcanzados por el agua durante la pleamar que se registró el martes último.
El incidente alcanzó trascendencia nacional, debido a que un visitante envió fotografías al canal Todo Noticias.
El fenómeno –que estaba previsto y considerado de carácter extraordinario- se produjo alrededor de las 15, en momentos en que una gran cantidad de veraneantes disfrutaban del sol y la arena.
El torrente comenzó a avanzar, y luego se coló por un resquicio algo más bajo que experimenta el terreno, y en cuestión de minutos llegó hacia una explanada donde se encontraban innumerables autos y camionetas.
Los más comprometidos fueron los que habían quedado en una hondonada situada a pocos metros de la costa que habitualmente permanece húmeda, como muestra del comportamiento de la naturaleza. Allí el agua llegó en algunos casos a la altura del volante.
El lugar se convirtió de pronto en un griterío, con el ir y venir de gente desesperada que buscaba poner en marcha sus rodados para llevarlos a salvo a zonas más altas.
En medio del gran desconcierto, la mayoría lo logró, en algunos casos con la ayuda de voluntarios que se ofrecían para empujarlos a mano hacia la orilla, dado que comenzaban a flotar.
 
Estupor
Pero muchos de los conductores se habían instalado en puntos algo más alejados, por lo que se enteraron de lo sucedido recién cuando emprendían el regreso.
Ahí nuevamente se vieron escenas de consternación y nerviosismo.
Un Honda al que le ingresó agua salada hasta algo más arriba del volante, y que estuvo en ese estado cerca de dos horas, arrancó de un solo intento sin problemas, lo que no dejó llamar la atención, según destacaron comerciantes del lugar que colaboraron en el operativo rescate.
Otros directamente no se pusieron en marcha por más que insistieron, y según opinaban supuestos entendidos en la materia, debían lavarlos urgente para evitar la corrosión del agua marina, y renovarles el aceite, entre otros arreglos. Una grúa llevó a varios hasta el centro grutense, y más de un mecánico recibió trabajo extra.
En tanto que en el lugar donde se registró el incidente se formó una pequeña laguna donde ayer los más chicos disfrutaban como una piscina.

Comportamiento natural
El movimiento del mar está anticipado en informes que elabora el Centro de Cómputos del Departamento Oceanografía del Servicio de hidrografía Naval, que depende de Ministerio de Defensa.
Se puede acceder a los datos a través de Internet. Se trata de cálculos que se efectúan con antelación, y que en esta región tienen gran valor para la navegación y para la pesca, ya sea industrial, artesanal o deportiva.
Tanto en San Antonio como Las Grutas o Puerto San Antonio Este se consiguen en distintos comercios tablas de mareas diarias, mensuales y anuales.
La pleamar del martes estaba prevista y se la consideró extraordinaria, porque alcanzó 9,44 metros, cuando en circunstancias normales el promedio no llega a 9 metros.
Las consecuencias del fenómeno dependen del comportamiento del viento. Si llega a soplar del sur el agua incrementa su avance. En esas ocasiones se encienden las luces de alarma sobre todo en San Antonio Oeste, donde se construyó un terraplén para frenar la creciente en caso de que sea necesario.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario