El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti

"La persona no puede relacionar el por qué está mal"

La psicóloga cipoleña Cristina Pécora hace un destacado análisis sobre los males que aquejan a la sociedad y exhibe su preocupación por la "falta de estímulos" en los adolescentes.

Por GUSTAVO ARROYO

Nacida en la ciudad de San Genaro, en Santa Fe, y radicada en Cipolletti desde la década del ’80, Cristina Pécora lleva sobre los hombros una amplia experiencia en su campo profesional: la psicología.
De bajo perfil y conceptos muy claros, mantuvo un extenso diálogo con La Mañana de Cipolletti y explicó la trascendencia de la ciencia que venció prejuicios en el tiempo y que hoy es una herramienta válida para superar una amplia variedad de males que afectan a la sociedad.
Advirtió que en algunos adolescentes observa confusión “producto de mensajes poco claros” aunque recalcó que no sólo hay una responsabilidad de los padres sino que también hay que prestar atención al contexto. 
Por otro lado, destacó que en Argentina se da un fenómeno que denominó “cronicidad de la crisis” y que no es más que las situaciones que se reiteran en el tiempo y que los ciudadanos deben enfrentar con distintas herramientas.
 
¿Qué implica hoy para usted ser psicóloga?
Yo me siento muy orgullosa de ser psicóloga. Muchas veces se confunde, la gente tiende a confundir el psicólogo con el psicoanalista. El psicólogo es un profesional que ha estudiado una carrera y el psicoanálisis forma parte de una corriente teórica y terapéutica pero no es la única. Esta también la línea cognitiva que, en este momento, se está trabajando mucho y otras corrientes, que han estado como muy corridas de eje por la formación que nosotros hemos tenido. Entonces muchas veces se tiende a confundir. Es importante que quede claro que el psicólogo tiene un campo de acción muy importante, muy rico, muy vasto, porque no se dedica solamente al consultorio y puede tener actividades en el ámbito laboral, de la Justicia, en las instituciones de distinto tipo, en el área educativa.
 
¿Quiénes acuden a las consultas?
La verdad que, por suerte, la psicología se ha ido insertando mucho dentro de la comunidad, no hay tanto el prejuicio que había anteriormente. Hoy por hoy, consultan amas de casa, profesionales, trabajadores, cualquier tipo de persona que desempeñe distintas funciones, que siente que está padeciendo, sufriendo por algún motivo, que siente un padecimiento que no lo puede manejar y que se da cuenta que necesita una ayuda para entender lo que le está pasando.
Las edades varían: hay un trabajo muy fuerte con los adolescentes, también con la familia. Un trabajo que es muy importante es el que hacen algunos colegas que se especializan, por ejemplo, para tratar a pacientes mayores, que acceden muy gustosos y se trabaja muy bien.

En cuanto a los adolescentes, ¿advierte conflictos con la figura de autoridad?
Los problemas por los cuales una persona llega a la consulta psicológica son variados. El tema del marco de la autoridad, diríamos, es un punto importante pero no es el único. El adolescente presenta por ahí determinados niveles de confusión producto de mensajes que son poco claros pero yo no podría cargar toda la batería sobre los padres en este sentido. Me parece que me quedaría un poco corta si lo limitaría a esta situación; es importante pero el adolescente está metido dentro de un contexto especial donde también las cosas están poco claras, las normas, las pautas, están poco claras.
 
¿Qué otras situaciones observa en los menores?
La relación con los padres es siempre un tanto compleja y conflictiva a la vez. Hay muchas cosas que tienen que ver con la normalidad de la edad, lo que a mí en realidad más me preocupa, lo que veo en cierto tipo de adolescente, es la falta de proyecto, la falta de estímulo, la falta de intereses. Esto es fundamental, esto es lo que en realidad a mi particularmente y a otros colegas también preocupa y  mucho.

Y adicciones, ¿se revelan en las charlas?
Yo no me dedico a atender este tipo de problemática, por lo tanto es poco lo que puedo decir, me llega más de costado, diríamos, pero indudablemente las personas que estamos dentro de este tema tenemos conocimiento que hay un importante nivel de consumo, de adicción a distintos tipos de drogas, alcohol en los adolescentes. No me gusta a mí generalizar, no es que sean todos los adolescentes, pero hay un rango importante como también hay en los adultos.
 
¿Los hombres se muestran reacios a acudir al psicólogo?
Yo hablando de mi experiencia, en realidad atiendo y he atendido varios varones y jóvenes pero en general la mujer es la que más busca la consulta. En mi caso particular, es la que viene y busca la ayuda muchas veces por el hijo, el marido, cuando no es por ella. Cuando hago las entrevistas y evaluó y consideró que es importante que esa problemática sea tratada por un terapeuta que haga terapia de pareja, los derivo.

¿Hay una crisis de familia en la actualidad?
Yo hablo de un concepto mío, de la cronicidad de la crisis que padecemos los argentinos. Puede parecer contradictorio esto, digo esto porque en realidad si yo me pongo a pensar en mi propia historia personal, hemos pasado de crisis en crisis. Si uno hace el recorrido, hemos tenido que pasar por distintas crisis, me estoy refiriendo a crisis de tipo política, sociales, de tipo educativa, económica.
Estas crisis impactan en la población en general, ahora lo que es interesante ver es cómo cada sujeto por más que lo padezca, puede salir de esa crisis de manera reparadora, enfrentar la situación pudiendo adecuarse a la situación que está viviendo, pudiendo transitarla y pudiendo repararla en todo caso y no quedarse simplemente en el encono en la protesta, malestar, ahí es donde se pone en juego lo que uno puede considerar los recursos de salud que cada persona tiene.
 Frente a esta crisis planteada, ¿usted cómo ayuda a la persona?
Mi trabajo es tratar de que esa persona que está atravesando esa situación de padecimiento, de dolor, crisis, pueda entender porque le está pasando esto, más allá de la realidad externa. Poder ayudarla a recuperar los aspectos más saludables para que pueda enfrentar y salir adelante, tener la capacidad de poder aprender y sacar saldos positivos, en todo caso, de experiencias que por ahí son muy dolorosas o negativas.
Depende también de cómo la persona se instale: estas crisis pueden ser productivas, que ayuden a crecer o a colocar a la persona en otra situación, que le ayuden a descubrir recursos y capacidades que no conocía de si misma. Es como decir si yo siempre miro para aquel lado, voy a tener ese panorama, no veo lo otro; si yo puedo empezar a mirar para otro lado, voy a empezar a reconocer otros panoramas, así conozco otras posibilidades. Obvio que las crisis sociales no son buenas, no ayudan, pero lo importante es cómo la persona se instala frente a esa crisis, uno puede quedarse paralizado, puede tener mucho miedo, angustia, puede creer que no va a salir nunca o puede sentir que estoy en esta situación y voy a empezar a hacer esto y arma un propio proyecto, tener un estímulo personal y salir adelante.
¿El tema económico cuánto incide en las personas?
En este momento, sinceramente, la gente está preocupada por la inflación. En mis pagos dicen cuando uno se quemó con leche, ve una vaca y llora. Hemos pasado anteriores experiencias y por eso le digo, la cronicidad de la crisis, no es la primera vez, ya nos han pasado cosas y uno se preocupa. El panorama económico no está claro y no quiero hacer con esto ningún tipo de planteo ideológico sino estoy diciendo que la gente, concretamente, está preocupada. A lo mejor tiene proyectos y la inflación genera inquietud. Por eso digo, uno tiene que tener presente la realidad externa, conjuntamente con lo que es más importante, que es la realidad interna del sujeto, porque frente a esta misma realidad externa se va a ver cómo funciona Juan, María, Pedro, cada uno va a manejarla de distintas formas.
 
¿Se reiteran cuadros en las pacientes en distintos períodos de tiempo?
Cuando Hidronor cierra, en esa época, hubo por el lado de los varones muchos estados depresivos y muchas separaciones matrimoniales y paralelamente a esto, muchas mujeres salieron a enfrentar la economía y pudieron ser exitosas en cosas que emprendieron que, a lo mejor, antes no hacían. En este momento, podríamos decir que lo que aparece con mucha frecuencia son estados depresivos, estados de ansiedad, mucho tipo de fobias, trastornos en el sueño, trastornos en la alimentación, estados de angustia generalizados, donde la persona no puede relacionar el por qué está mal.
 
¿Temas vinculados a la intimidad se plantean sin tapujos?
Se busca que el vínculo sea confiable porque no es fácil para la persona hablar de sus cosas frente a otra persona, que en este caso es el profesional pero que en definitiva no conoce.
En la medida que uno va trabajando con el paciente, en ese vínculo que se va armando, construyendo entre las dos personas, si se establece una buena relación indudablemente que la persona va a ir trayendo sus problemas más íntimos.
A veces lo traen en una primera entrevista, depende de la problemática, si no es a través del trabajo que van apareciendo las distintas dificultades.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario