El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
33% Hum
LMCipolletti

La Manzana se fue para Bariloche

Nicolás Madero no se equivocó en la segunda etapa del Gran Premio y terminó quedándose con la carrera del Patagónico. El cipoleño Alcides Fernández se alzó con la victoria en la histórica A1.

El mejor local en la clasificación general fue Yacopino que terminó octavo. Sólo 32 autos completaron la exigente hoja de ruta.
 
Cumpliendo con todos los pronósticos previos, Nicolás Madero terminó llevándose la 43ª Vuelta de La Manzana regional, sobre todo después de que su principal amenaza en la previa, Raúl Martínez, no haya podido completar la primera etapa el día sábado.
Ayer, el de San Carlos de Bariloche arrancó el día con una luz cercana a los dos minutos sobre Carlos Valls, otro de los que tampoco llegó a ver la bandera a cuadros.
Su escolta final en la general fue Oscar Ibargüen, quien dominó la tracción simple con su Honda Civic, pero a 4 minutos 36 segundos y 3/10 del Subaru 4x4 que se colgó la corona en General Roca.
A los festejos por los 50 años de la AVGR le faltó el brillo de otras veces, pero eso no le quitó valor a lo hecho por el piloto del auto blanco que terminó teniendo un tránsito tranquilo por los caminos del Alto Valle.
El mejor cipoleño en la nómina final de 32 autos que cumplieron con los  kilómetros de la hoja de ruta fue Fernando Yacopino. A bordo del VW Gol, lo que lamentó el local fue no haber soportado el ritmo para quedarse con la A6, victoria que se terminó llevando Mauro Debasa de Catriel (Renault Clio) a casi dos minutos de diferencia.
Miguel Radomich, otro de Bariloche, fue el mejor de los N2 (Ford Ka), escoltado por Mauricio Stigliano de esta ciudad (Fiat Palio), también con una brecha de dos minutos.
Dante Berbel de Neuquén (VW Gol) frustró las intenciones de Ramiro García en la debutante A5. El cipoleño (VW Gol) quedó segundo en la Clase que corría por primera vez en La Manzana, con un carburador que no es a inyección.
 
El festejo en la A1
Padre e hijo, Alcides Fernández-Alcides F ernández fueron los mejores de la A1. El Fiat 128 amarillo de esta ciudad se quedó con el mejor registro en la histórica división.
A la tripulación local le llevó 1 hora 54 minutos 22 segundos y 2/10 convertirse en los mejores de un grupo en el que sólo lograron llegar cuatro participantes. Uno de los que no pudo cumplir con dar toda la vuelta fue Cristian Montero.
Jorge “Coco” Grassano fue el sexto cipoleño que pudo disputar las dos etapas del mítico rally que pasó una nueva página de su historia, más allá de la negativa del Nacional a una institución emblema de la disciplina como la AVGR.

Dejá tu comentario