El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
37% Hum
LMCipolletti

La Escuelita II: Raúl Sotto identificó a su torturador en la Comisaría Cuarta

En el juicio que se realizan contra los represores que operaban en la región, el trabajador del hospital además precisó quiénes fueron sus secuestradores.

"Saturnino Martínez era el que me metía la cabeza en un fuentón para que contestara el interrogatorio", afirmó Sotto.
 
A pesar de incurrir en algunas confusiones en el momento de precisar el orden de sus detenciones, Raúl Sotto, empleado del Hospital de Cipolletti en 1976, identificó al suboficial Saturnino Martínez como el autor de las torturas que sufrió en la Comisaría Cuarta de calle Roca de esta ciudad, que en ese momento funcionaba como 24.
Sotto, quien se desempeñaba como administrativo en el Hospital de Cipolletti y militaba en el justicialismo, declaró ayer ante el Tribunal Oral Federal en el juicio contra 23 represores acusados de delitos de lesa humanidad ocurridos en la región durante la última dictadura militar que se realiza en el Salón Verde de AMUC.
Además de citar a Martínez, Sotto, de 61 años, mencionó a Miguel Angel Quiñones, por entonces subayudante de Inteligencia de la Policía de Río Negro; Oscar Ignacio del Magro, oficial, y Gerónimo Huircaín, oficial ayudante encargado del servicio de Informaciones, como partícipes de su detención días después del 24 de marzo de 1976.
"(Saturnino) Martínez era el que me metía la cabeza en un fuentón para que contestara el interrogatorio", dijo Sotto en alusión a esa práctica conocida como submarino. En tanto, como interrogadores identificó a Quiñones y Del Magro, quienes también están imputados en esta causa.
 
"Material subversivo"
Comentó que personal del Ejército y de la Policía de Río Negro allanaron su vivienda buscando "armas y material subversivo que no tenía". Posteriormente policías y soldados lo detuvieron en el hospital de Cipolletti donde trabajaba. De allí fue llevado a la comisaría de esa localidad donde fue interrogado y torturado. Allí estuvo detenido menos de una semana. Del Magro me agarró y me dijo: "Cantá la justa, mirá cómo tenés el oído", ya que producto de las torturas "me reventaron el tímpano".
Sotto recordó que Quiñones lo sacaba, junto a otros detenidos, "en una camioneta del Ejército" para reconocer casas en la que afirmaba "se reunían los subversivos". Además rememoró los golpes sufridos por otros detenidos como Oscar Contreras, y aseguró que estuvo en cautiverio con los hermanos Juan Domingo y Julio Eduardo Pailos.
Las preguntas de los defensores de los imputados provocaron que Sotto se confundiera o se contradijera en algunos detalles que llevó a Hernán Corigliano y Gerardo Ibañez a solicitar que se lo investigue por falso testimonio.
Después de Sotto, declaró por teleconferencia desde el Consejo de la Magistratura en Buenos Aires Elba Sánchez. En su declaración Sotto había mencionado a Sánchez como una de las compañeras del sector de administración donde trabajaba pero la mujer mencionó que recordaba que trabajan en el sector personas de la Juventud Peronista pero no pudo precisar si Sotto estaba entre ellas. A partir de este testimonio el defensor Ibáñez solicitó que se extraigan estos dichos para dar más apoyo al pedido de falso testimonio que había solicitado su colega Corigliano.
Luego llegó al recinto Alicia Sotto, hermana de Raúl, quien dio un testimonio claro de cómo habían sucedido los hechos relacionados con su hermano.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario