El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
13% Hum
LMCipolletti

La capacitación le cambió la vida

Claudia Acuña, del barrio CGT, realizó en 2007 un curso de Servicio Doméstico de la UDE y dos años después hizo el de Mucama, que le posibilitó conseguir trabajo en un reconocido hotel de la ciudad.

Su ambición por progresar no quedó allí y días atrás terminó el curso de Gobernanta de Hotel.
 
Desde la Unidad de Desarrollo Económico municipal (UDE) realizan, año tras año, distintas capacitaciones en oficios con salida laboral.
El interés de los vecinos ha ido incrementándose con el pasar del tiempo, siendo cada vez más los que concurren a desarrollar estos cursos.
Tal es el caso de Claudia Acuña, una vecina del barrio CGT que hoy ya tiene tres títulos que le han servido para conseguir una fuente laboral digna y sustentable.
En el año 2007, Claudia trabajaba como empleada doméstica, en lo que era una labor inestable y mal remunerada, más teniendo en cuenta que tenía que solventar los gastos de cinco hijos (hoy son seis).
En aquel entonces, a través del diario y de la radio, Claudia comenzó a escuchar que se dictaban cursos gratuitos con salida laboral. “En un principio dudé, porque pensé que ya estaba vieja para ponerme a hacer cursos, yo tenía 37 años”, contó.
En aquel momento se decidió por probar con el curso de Servicio Doméstico y Actividades Afines, del cual egresaría a fin de año y su vida cotidiana comenzaría a cambiar.
“Como empleada doméstica se me hacía muy difícil poder solventar los gastos de mi casa, porque es la única entrada que tenemos; por eso fue que me animé y empecé a estudiar, más allá de que al principio pensaba que estaba perdiendo el tiempo”, señaló.
 
Nuevos horizontes
En 2009 Claudia comenzó un nuevo curso, esta vez de Mucama Profesional, lo que le permitió tener una pasantía de dos semanas en el Hotel Cipolletti. Al poco tiempo de esa experiencia, desde el mismo hotel la convocaron a quedar estable en la función, siendo esa noticia un bálsamo en su vida.
“Cuando conseguí este trabajo en el hotel no lo podía creer, me cambió definitivamente la vida; y todo comenzó por haberme animado a realizar los cursos”, afirmó Claudia, quien además agregó: “Tiempo atrás yo estaba convencida que me iba a morir haciendo siempre lo mismo, trabajando de empleada doméstica, sin ninguna aspiración; y ahora estoy con un lindo trabajo y con nuevas capacitaciones”.
Con la experiencia positiva que adquirió Claudia, sus aspiraciones fueron, al igual que sus capacidades, aumentando. Es por eso que días atrás recibió su tercer diploma. En este caso el de Gobernanta de Hotel, rol que espera algún día cumplir.
 
Trasladar la experiencia
Luego de su paso por los talleres de la UDE, Claudia fue convocada desde distintos lugares para que transfiera algo de su experiencia a quienes aún están comenzando, tal como ella lo hizo en lo que hoy parece un lejano 2007.
“Yo a todos les digo que tengan confianza y sepan que nunca es tarde para empezar y capacitarse; yo lo conseguí y doy fe que es posible encontrar una salida laboral con estos cursos que, además, son gratuitos”, explicó.
Tal como lo afirma la historia de Claudia, la vida es un constante comenzar, y allí es donde la voluntad y el esfuerzo son la fuerza indispensable para torcer los caminos del destino, agarrar la pluma y escribir su propia historia, lejos de dejarse guiar por designios impuestos.
 
Una historia

Esta es la historia de una mujer, como muchas otras, que sale diariamente de su hogar para poder mantener a los suyos. Sus seis hijos son hoy el motor de su vitalidad. Por ellos, y también por ella misma, Claudia dijo un día: “Voy a cambiar, yo puedo mejorar esta situación”. Así fue que hoy trabaja dignamente, principalmente, gracias a su voluntad y esfuerzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario