El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
23% Hum
LMCipolletti

“Jugar en primera y ser el uno de Boca”

La meta del arquero Marcos Jara, quien está en el club xeneize.

Llegó en 2007 para sumarse a quinta división y ya sabe lo que es ser campeón y trabajar con la primera.

Como cuando cuida su arco, él nunca baja los brazos ante nada y sueña con llegar bien lejos. Marcos Jara llegó a Boca Juniors  hace dos años y su meta está puesta en quedarse con el «uno» de uno de los equipos más importantes del mundo. Ya tuvo la chance de dar una vuelta olímpica con quinta, crecer con la cuarta y realizar una pretemporada con tercera y primera en Tandil. En pleno descanso familiar y esperando el llamado desde Buenos Aires atendió a La Mañana de Cipolletti.
«Estoy jugando bastante en cuarta, aunque los entrenadores están rotando a los arqueros porque somos varios entre los que estamos en la división y los que bajan desde arriba. Estamos sextos en el torneo, pero hay un buen equipo como para pelear más arriba. Mi objetivo es matarme para llegar a primera y ser el uno de Boca», afirmó el ex delantero del fútbol infantil de Pillmatún que un día fue al arco y nunca más abandonó ese lugar.
Marcos nació el 17 de agosto de 1990, pesa 78 kilos y mide 1.82 metros. Desde los 7 hasta los 14 años jugó en Pillma y luego pasó a Cipolletti donde jugó en quinta y tercera. Cuando Boca estuvo realizando pruebas en Neuquén rindió muy bien y fue invitado a viajar a Buenos Aires. «Viajé en 2007 por una semana, pero luego volví. En enero de 2008 comencé a trabajar cuando estuvieron en El Cóndor. Luego llegué a la pensión con otros 80 chicos y arranque en quinta, pero durante cuatro meses no pude jugar por problemas con mi pase. Estaba mal, llamaba a mi familia y quería jugar. Luego todo se solucionó, debuté ante Chicago y creo que fueron 16 partidos consecutivos como titular», recordó Jara, quien tiene en Juan Pablo Carrizo y Diego Pozo, a dos modelos de arqueros con los que se identifica.
En poco tiempo, el juvenil guardavallas ya sumó muchas alegrías con el club de La Ribera. «Tuve un técnico muy bueno como Fernando Gamboa, salimos campeones en quinta el año pasado, luego llegó Sergio Saturno que me dio continuidad y con el correr de los meses aprendí mucho. Al lado mío hay chicos que ya han jugado en primera como Gastón Saurus, Ezequiel Muñoz, Nicolás Colaso y Sebastián Battaglia, entre otros», resaltó el jugador que aprovechó su estadía en la ciudad para entrenar con Cipolletti ya que tiene una muy buena relación con Domingo Perilli y Lorenzo Frutos.
Mientras espera el llamado para reincorporarse al club, Marcos hizo un balance de una positiva primera parte del año. «Este año debía arrancar con mi división el 19 de enero, pero me llamaron para ir a la pretemporada con tercera y primera a Tandil el 10. Yo estaba en Las Grutas y no lo podía creer, lo festejé con mis amigos, mi familia, hice bolso y viajé. Fue inolvidable. Estuve con otros buenos arqueros como García y Josué que también quieren lo mismo que yo. Sirvió mucho la experiencia y costó reaccionar a todo lo que estaba viviendo. Luego regresé a la cuarta y seguí buscando continuidad», concluyó al juvenil quien no se olvidó de los consejos y la ayuda de Rafael Centurión y «Lucho Méndez».
Sabe que es duro irse lejos y pelear contra todo, pero se tiene mucha fe y confianza. Su meta es un sola: defender uno de los arcos más grandes que tiene el fútbol.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario