El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
17% Hum
LMCipolletti

Investigan cómo operaba el geriátrico

La Justicia reúne pruebas para determinar todos los responsables del funcionamiento de la residencia ilegal clausurada el viernes. El anciano que padecía una infección en sus manos sigue internado.

Se harán pericias para determinar el estado exacto de las instalaciones y los servicios que prestaba.
 
Uno de los ancianos que residía en el geriátrico ilegal ubicado en Vélez Sársfield al 2400, en el extremo este de la ciudad, seguía internado ayer en el Hospital Pedro Moguillansky debido a la infección que tenía en sus manos y por un cuadro de deshidratación que había mellado la resistencia física de su cuerpo.
Del resto de los abuelos que habitó el lugar, diez fueron retirados por sus familiares y uno, a quien no se le pudieron localizar parientes cercanos, fue derivado a uno de los centros para adultos mayores que están convenientemente habilitados en la ciudad.
Mientras tanto, la investigación policial y judicial sigue adelante, conducida por el comisario Gustavo Paillalef y supervisada por la fiscal Rita Lucía. Por lo pronto, se sabe que la presunta encargada del lugar está imputada por abandono de persona. Como aún no hay plena certeza de que sea la única persona involucrada en el caso, se busca establecer si hay más responsables de la situación.
Dos elementos llaman la atención por estas horas. Uno de ellos es que la residencia habría sido objeto, al parecer, de un operativo judicial previo el año pasado. El dato está todavía sin confirmar, pero se despejaría en lo inmediato. De allí podrían surgir más pistas de interés.
El otro tema tiene que ver con el hecho, presunto, de que habría un médico que habría concurrido al hogar con cierta periodicidad. Las condiciones en que habría realizado su labor podrían aportar más referencias vitales para despejar las incógnitas de la causa.
Al expediente se prevé incorporar también el trámite, inconcluso, iniciado en la Municipalidad para la autorización del geriátrico, y la constatación de Salud Pública de que no había consentido ni sabía de su funcionamiento.
El estado real de las instalaciones clausuradas sería objeto de algunas pericias. Y ello porque el circuito eléctrico del edificio aparenta ser viejo e incluye foquitos colgados de cables directamente del cielorraso. El riesgo de cortocircuitos, de ser material muy vetusto, resulta inquietante.
Tampoco agradó a los investigadores el sistema de calefacción, que constaría de dos calderas con cañerías de distribución, las que, por la forma en que están instaladas, también podrían suponer algún peligro. Al estar a la vista, los caños que llevan agua caliente a presión podrían, eventualmente, causar accidentes.
 
Sin registro
En el municipio, se ratificó ayer que no existía en su jurisdicción ningún registro del geriátrico ilegal, aunque se indicó que, años atrás, sí funcionó en las mismas instalaciones una residencia de ancianos, que cerró sus puertas hace tiempo.
La titular de Acción Social, Patricia Fernández, calificó de “mentira” expresiones vertidas por lectores de la edición web de La Mañana de Cipolletti que sugerían que en el lugar habría abuelos derivados allí por la comuna. “Eso no es verdad”, enfatizó. Y agregó que actualmente hay abuelos que, por su situación, el municipio mantiene en dos geriátricos autorizados y perfectamente legales.
Precisó, además, que para el funcionamiento de centros para adultos mayores se debe contar con servicios de médicos y enfermeros y dijo que las personas que se capacitan para cuidar o acompañar ancianos deben poseer una certificación de Nación para cumplir con este tipo de trabajo.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario