El clima en Cipolletti

icon
Temp
73% Hum
LMCipolletti

Incendio destruyó una casa en el Almirante Brown

Fue provocado por unas brasas que quedaron en una parrilla. Luego, entraron en combustión varios elementos.

No hubo que lamentar víctimas y los bomberos desarrollaron una intensa labor, que se extendió por casi tres horas.
 
Un incendio que se extendió por más de dos horas destruyó por completo una casa ubicada en el barrio Almirante Brown de esta ciudad. El incidente ocurrió ayer por la tarde y demandó una intensa tarea del cuerpo de Bomberos, que trabajó con dos dotaciones y la asistencia de dos camiones que integran el Servicio Municipal de Riego.
Pasadas las 17, se vivieron momentos de tensión y gran inquietud en la vivienda situada en calle Almirante Brown 467. Vecinos que advirtieron las primeras llamas en la casa se acercaron corriendo y, como pudieron, retiraron al propietario, Germán Abarzua, quien pretendía sofocar las llamas y a la vez, retirar algunos elementos de un galpón.
Mientras tanto, otras personas se encargaron de empujar a una Renault Kangoo hacia la calle debido a que no tenían las llaves a mano y no querían que fuera alcanzada por el fuego.
“Él empieza a caminar para adentro, hubo que sacar al abuelo porque se quería meter en el medio del fuego”, explicó la vecina Marina Cristina Arnal Cañes, quien vive enfrente de la casa siniestrada.
Los Bomberos concurrieron al lugar casi de inmediato pero no tenían suficiente agua y se vieron obligados a esperar el arribo de una segunda autobomba y dos camiones del municipio cipoleño. De manera simultánea, los vecinos ya habían tomado algunas medidas preventivas para evitar la propagación del fuego y por ejemplo, la familia Ruiz que vive en Almirante Brown 465, con una pequeña manguera se encargó de remojar el techo de machimbre y, especialmente, los gruesos tirantes de madera que limitan con la medianera de la propiedad de los Abarzúa.
Los efectivos de los Bomberos se vieron obligados a redoblar sus esfuerzos y recargar en varias oportunidades los tanques de oxígeno. El fuego alcanzó una importante cantidad de elementos combustibles como goma espuma y cuerina y por ese motivo, se hizo muy complicado controlar el foco situado en el fondo de la propiedad.
Con la ayuda de los vecinos, los Bomberos se subieron al techo y desde ese sitio intentaron sofocar las llamas. La tarea se extendió hasta alrededor de las 19.30 cuando la situación quedó controlada y Abarzua, más calmado, reconoció a La Mañana de Cipolletti que lo importante era que más allá de las pérdidas materiales nadie resultó lesionado.

Un denodado esfuerzo de los bomberos
Los jóvenes que integran el cuerpo de Bomberos de Cipolletti mostraron ayer su pericia y compromiso en el combate del incendio desatado en la propiedad del barrio Almirante Brown.
Seguidos por una gran cantidad de vecinos y curiosos que se acercaron hasta el lugar del incidente, los efectivos desplegaron varias mangueras por el garage, el techo y una casa vecina. Personal municipal del área de Protección Civil también desarrolló un intenso trabajo y asistió en todo momento a los hombres que combatían el fuego. De esta manera, las autobombas se pudieron reaprovisionar con agua gracias a la colaboración de los choferes.
En la vereda y debido a que la labor se extendió más de lo previsto, se montó un compresor que fue traído en una de las camionetas de los Bomberos. El equipo sirvió para cargar en al menos tres oportunidades los cinco tanques de oxígeno utilizados.
Mientras transcurrían los minutos, rostros tiznados y marcados por la transpiración fueron la postal reiterada y una decena de botellas de plásticos vacías dejaron en evidencia el desgaste de los  Bomberos, que abandonaban el foco del incendio para tomar un poco de agua.
Una densa columna de humo dominó el escenario y se tuvo que hacer un esfuerzo denodado para apagar los materiales que entraron en combustión. Junto a Abarzúa viven familiares que trabajan para reconocidas casas comerciales de la zona y precisamente, se encargan de realizar labores de tapicería, indicaron los vecinos.
Acompañados por amigos y personas que viven en las cercanías, los damnificados siguieron de cerca el despliegue preventivo y brindaron la información necesaria a los responsables de Criminalística de la Policía provincial.

Patita, la perra de los Abarzua
Patita fue la perra rescatada por los Bomberos y que quedó atrapada en la vivienda de Almirante Brown 465. Alrededor de las 18.30, cuando ya había pasado más de un hora del incendio, los efectivos encontraron al animal y luego de mojarlo de manera preventiva, lo sacaron rápidamente.
Confundida, Patita sólo permitió el acercamiento de Germán Abarzúa y otros familiares, que la calmaron con repetidas caricias.
De acuerdo con lo comentado por el dueño de la casa, el fuego se habría iniciado por las brasas encendidas que quedaron tras un asado. “Fue una brasita pero por el viento agarró la goma espuma”, explicó Abarzúa a este diario.
El fuego alcanzó no sólo material combustible sino una garrafa, que explotó y causó estupor en las familias que viven en la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario