El clima en Cipolletti

icon
Temp
78% Hum
LMCipolletti

Hospital: endurecerían medidas

La posibilidad de profundizar la protesta “es concreta” y será evaluada mañana. Los trabajadores pedirán la intervención de Saiz en el conflicto.

La asamblea local determinó la continuidad de la retención hasta la reunión de la interhospitalaria, que sería el viernes en Catriel.

Los trabajadores hospitalarios de Cipolletti continuarán con retención de servicio hasta el viernes, cuando evaluarán la posibilidad de profundizar las acciones de reclamo. Así lo determinó la asamblea en la que los delegados informaron sobre la reunión mantenida el martes con funcionarios del Gobierno provincial en Viedma. A su vez, reclamarán la intervención directa del gobernador Miguel Saiz para dar solución a los reclamos que se llevan adelante en toda la provincia.
En la reunión del martes entre los referentes de la interhospitalaria y Carlos Oliva, secretario de la Función Pública, a los trabajadores se les expresó que la provincia no mejoraría su oferta de abonar una suma fija no remunerativa de 300 pesos hasta fin de año. Los trabajadores cipoleños, ratificaron ayer su intención de percibir 600 pesos hasta fin de año.
Además, se supo que habría acuerdo para la suba de un 40 por ciento de los haberes por guardias, horas extras y jornadas hospitalarias.
Ayer, en el auditorio del nosocomio cipoleño volvió a quedar manifiesto el malestar de los trabajadores por la dilatación del conflicto. La situación derivó en la posibilidad concreta de que las medidas de fuerza se profundicen. «El jueves (por mañana) vamos a volver a reunirnos en asamblea, y discutiremos con los jefes de servicio las posibilidades de implementar medidas de fuerza más duras. Mientras tanto, vamos a mantener la retención de servicio», explicó Oscar Contreras, delegado de los empleados del hospital Pedro Moguillansky.
Un paro total de actividades no es posible porque la prestación de atención es indelegable en la Salud pública. Sin embargo, los trabajadores entienden que pueden generar mayor presión sin desproteger la atención. Actualmente, la medida sólo tiene alcance para la atención programada que pueda ser postergada, porque programadas de asistencia como la entrega de leche a los niños se mantiene puesto que a pesar de no ser una urgencia es un servicio que no puede suspenderse. La posibilidad de endurecer las medidas «es concreta», dijo el referente de los trabajadores.
Contreras aseguró que «como Oliva aseguró que el diálogo por el aumento llegó hasta la reunión del martes, vamos a pedir que intervenga Saiz, como interlocutor válido que es, para exigirle una decisión política que solucione el conflicto».
Por otro lado, el viernes habrá una nueva reunión de la interhospitalaria, en la que se fijará la acción provincial y Cipolletti propondría la profundización de las medidas. El encuentro no tiene sede confirmada, aunque se presume que se llevará a cabo en Catriel.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario