El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
37% Hum
LMCipolletti

Hallaron un desarmadero en un pasaje de las 1.200

La Policía frustró el robo completo de las autopartes de un vehículo sustraído ayer a la madrugada.

Se trata de la calle Julio de Caro al 1200, donde al menos se habría intentado desmantelar dos vehículos en las últimas semanas.
 
La impunidad delictiva asusta y, en Cipolletti, algunos ladrones no tienen empacho en llevar adelante sus negocios a la vista de los vecinos. Fue el incidente de ayer, que gracias a un rápido despliegue de los efectivos de la Subcomisaría 79 terminó con un detenido y un auto recuperado.
De todos modos, el vehículo fue desarmado casi en forma completa y algunas partes ya habían sido retiradas por integrantes de una presunta banda ligada al robo de autos en la ciudad. Se especula que se trata de una organización delictiva debido a que contaría al menos con un mecánico o persona entendida en vehículos que favorece un veloz desmantelamiento de las autopartes.
 
"Una boca de lobo"
Lo más extraño del hecho de ayer fue que los delincuentes utilizaron un pasaje del barrio de las 1.200 Viviendas para llevar a cabo su trabajo y por ese motivo, un vecino no dudó en comunicarse con la Policía provincial para advertirla sobre lo que estaba sucediendo. “Es una boca de lobo”, reconocieron fuentes policiales, refiriéndose al lugar elegido para desarmar el auto sustraído ayer en horas de la madrugada cuando estaba estacionado en la intersección de las calles Candelaria y Mariano Moreno.
Tras tomar nota del accionar delictivo, desde la Unidad 79, a cargo del subcomisario Héctor Pérez, se dispuso un inmediato operativo y se pudo sorprender a los delincuentes en plena tarea de desmantelamiento. En concreto, un Fiat Uno, propiedad de un abogado cipoleño, ya no tenía sus parabrisas, lunetas, capot, ruedas y faros.
Ante la presencia de las fuerzas de seguridad, los ladrones se dieron a la fuga y los uniformados iniciaron una espectacular persecución, que incluyó la superación de un paredón de 2,50 metros de altura.
Finalmente, se logró atrapar a uno de los ladrones y se recuperaron algunas autopartes en un bin que estaba al lado de una casa, en la toma 4 de Agosto.
La investigación quedó abierta y se buscará apresar al resto de los involucrados en la sustracción del vehículo.

Un menor con antecedentes delictivos

Uno de los involucrados en el robo del Fiat Uno sería un adolescente de 15 años, pero que ayer logró escapar.
 
De acuerdo a fuentes policiales, uno de los que logró escapar ayer ante la presencia de los efectivos de la Subcomisaría 79 es un menor de apenas 15 años. En apariencia, se trata de un adolescente involucrado en hechos de características similares, pero que todavía no habría sido castigado por la Justicia local con ninguna medida restrictiva en cuanto a su libertad. Su hermano, mayor de edad, fue la persona que quedó detenido ayer y que hoy o mañana sería indagado por el magistrado de turno.
El secuestro del Fiat Uno se dio de manera fortuita, pero la mayoría de las veces las víctimas de las sustracciones no recuperan sus vehículos.
En los últimos meses, en Cipolletti, se sucedieron los robos de autos Peugeot, Fiat 147 y Duna, Renault Clio y también, camionetas.
El incidente de ayer domingo alertó a la Policía sobre lo que sería una nueva modalidad y que es el desmantelamiento inmediato de los vehículos robados. Luego, las autopartes serían comercializadas en el mercado negro a precios módicos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario