El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
28% Hum
LMCipolletti

Habrá multas más rigurosas

El Deliberante aprobó ayer el nuevo Código de Faltas, en el que se establecen mayores sanciones a los infractores.

Entre los cambios de la flamante legislación figuran castigos más severos para quienes conduzcan luego de ingerir alcohol.

Los ediles cipoleños aprobaron ayer el nuevo Código de Faltas de la Municipalidad, en el que se incluyen, entre otros puntos, mayores sanciones para los automovilistas que conduzcan alcoholizados. De acuerdo a los niveles de intoxicación alcohólica, los infractores serán pasibles de sufrir, además de multas por montos más elevados, la inhabilitación para conducir hasta por períodos de 180 días. En caso de reincidencias en las faltas, se les podrá retirar la licencia de conducir por dos o cuatro años.
En el texto, también se disponen multas para quienes conduzcan bajo los efectos de estupefacientes o con impedimentos físicos que dificulten el manejo de sus vehículos.
El nuevo código fue tratado y aprobado en la sesión de ayer del Concejo Deliberante (CD), contando con el respaldo unánime de los ediles del oficialista Frente Grande como de la oposición nucleada en la Concertación para el Desarrollo.
En el apartado destinado a los controles de alcoholemia, se establecen multas escalonadas desde 80 SAM a 3.000 SAM a los conductores que presenten niveles de alcohol en la sangre comprendidos entre 0,50 a 1.50 o más gramos por litro de alcohol en sangre. Como el monto de cada Sanción Administrativa Municipal está en 4,50 pesos, los valores de las multas oscilarán entre 360 y 13.500 pesos.
Las sanciones contemplan variaciones de acuerdo también con el tipo de vehículos de que se trate, ya sean automóviles, motocicletas o rodados del transporte público de pasajeros.
A partir de la detección de 0,75 a 0,99 gramos por litro de alcohol en sangre en adelante, se prevé también la inhabilitación para conducir, que podrá ser de 30 días en los niveles mencionados y de hasta 180 en los casos de mayor intoxicación alcohólica.
En casos de reincidencias, se prevé la duplicación de los montos de las multas y también el retiro de la licencia de conducir por períodos que oscilarán entre los dos y los cuatro años. Por eso, y para evitarse inconvenientes, los conductores tendrán que tomar las responsabilidades del caso.
Además, se especifica que la negativa a realizar las pruebas y/o alcotest requeridos por la autoridad de aplicación será penada con multa de 500 a 5.000 SAM (2.250 a 22.500 pesos).
En la sesión de ayer, los ediles oficialistas Abel Baratti y Claudio Di Tella, del oficialismo, y Lucas Pica, de la oposición, destacaron los alcances de la nueva ordenanza, que requirió un trabajo parlamentario de más de cuatro meses, en el curso de los cuales se consultó la opinión de diversos sectores.

Dejá tu comentario