El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
42% Hum
LMCipolletti

Gritos entre concejalas por desalojo de una toma

Pese a que todos los integrantes del Deliberante son oficialistas, una vez más se plantean diferencias.

A los gritos entre dos concejalas terminó ayer la discusión sobre el tema del desalojo del Barrio Obrero A en el Legislativo cipoleño. La sesión ya había tenido un punto ríspido cuando la dirigente de los ocupantes, Lilia Calderón, se cruzó con el titular del Deliberante, Juan José Castro, generándose un clima muy tenso.
El intercambio de recriminaciones entre Silvana Larralde y Valeria Fernández se relacionó con la interpretación que ambas hacen del fallo del Superior Tribunal de Justicia que ordenó la expulsión de los habitantes de la toma. Para la primera, cualquier desalojo “es forzoso” por más que la resolución judicial no lo especifique; para su colega, en cambio, se debe “respetar” la decisión del máximo tribunal rionegrino.
La reunión de ayer, realizada en la sala de actos del quinto piso de la Municipalidad, ocupó la mayor parte del tiempo en tratar y aprobar declaraciones de interés de diversos eventos que tendrán lugar en la ciudad. Como el abordaje de estas iniciativas tendía a hacerse cada vez más largo, Calderón, que estaba presente desde el comienzo junto a otros referentes del asentamiento irregular, levantó la voz para pedir que se atienda a su sector.
“Después como siempre, terminada la sesión, se empiezan a ir los concejales y todo queda en nada”, enfatizó, casi a voz en cuello, la dirigente, quien afirmó que “siempre nos dicen que después, siempre es después. Hace cuatro años y medio que estamos peleando por un pedazo de tierra ¡Qué carajo! Queremos saber si van a expedir sobre el desalojo”.
Castro reaccionó, de inmediato, y le dijo que en el Concejo Deliberante “siempre te hemos respetado” y le pidió que se calme porque ella iba a tener la palabra una vez concluida la sesión, como es de rigor metodológico. Enseguida, Larralde tomó la palabra y plantó su postura en cuanto a que “todos los desalojos son forzosos”.
Concluida formalmente la reunión pública, Calderón volvió a la carga con su reclamo de un pronunciamiento del CD sobre el fallo judicial: “Lo queremos por escrito, a favor o en contra. Porque si es a favor, nosotros vamos a presentar una causa judicial contra el Municipio por incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
Castro dijo que el Legislativo ya les había comunicado su postura tiempo atrás y ratificó que no se pronunciará contra la decisión del STJ. Agregó, además, que el cuerpo apoyaba la parte del fallo en que se plantea la convocatoria a los poderes del Estado para encontrar una solución dialogada. Calderón le retrucó que ese llamamiento era para que el desalojo sea pacífico no para dar ninguna respuesta social.
En ese punto, Larralde volvió a dejar constancia de su opinión personal en cuanto a que el desalojo impulsado “es forzoso, por más que no lo diga el papel”. Y acotó que “no puede ser que ya hace 8 años y medio esté este problema de las tomas y recién ahora se viene a expresar la Justicia”. Allí, le salió al cruce Fernández, quien insistió con que no se trata de una expulsión forzada. Además, viendo que Larralde se retiraba de la sala, exclamó: “Han pasado 8 años y medio y vos recién decís esto ahora”. La acusación hizo que su colega volviera sobre sus pasos para decir, evidentemente molesta, que el problema en realidad pasa porque “hay malos jueces”.

Dejá tu comentario