El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
43% Hum
LMCipolletti

"Fue una dictadura cívico militar y religiosa"

La dirigente de las Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, fue categórica al enfatizar el carácter cívico, militar y también eclesiástico de la última dictadura que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983.
La referente destacó los juicios que se están desarrollando en diferentes puntos del país a los responsables de la represión ilegal y los crímenes: “Es importante el logro de sentarlos en el banquillo de los acusados, no solamente a los militares sino a los civiles también”, manifestó.
Indicó que “con el tiempo queremos, muy prontamente, que también se sienten miembros conspicuos de la jerarquía eclesiástica que tuvieron tanto que ver, que entraban en los campos de concentración, que vieron a los torturados y que callaron y silenciaron el horror”.
Cortiñas contrastó el papel en el terror y la impunidad de muchos jerarcas de la Iglesia Católica con el recordado papel de apoyo a las luchas populares y por los derechos humanos del fallecido obispo de Neuquén, Francisco de Nevares. “Fue un compañero nuestro en este caminar, fue un hombre que se plantó frente a esa dictadura cívico, militar y religiosa justamente, y que denunció lo que estaba pasando”, señaló.
Valoró, asimismo, el aporte de otros sacerdotes católicos y de religiosos pertenecientes a otros credos, como la iglesia metodista, en la que mencionó en forma expresa al obispo Federico Pagura.
Pero, lamentablemente, fueron muchos los referentes de la Iglesia Católica que actuaron en complicidad con la dictadura. Entre ellos, mentó a Pío Laghi, que “era extranjero y resulta que se reunía una vez por semana con los jerarcas nazis Videla, Massera, Agosti. Nos daba vergüenza también lo que pasaba con otros obispos como (José Miguel) Medina y toda la lista que tenemos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario