El clima en Cipolletti

icon
Temp
41% Hum
LMCipolletti

Familias ahora ocupan tierras en producción

El asentamiento que comenzó a formarse hace una semana sobre calle Perón, frente al Anai Mapu, se desbordó por la masiva llegada de personas. Esa situación motivó que comiencen a instalarse en lotes linderos.

Personal policial se encuentra realizando guardias en el ingreso al predio, pero sólo para vigilar y prevenir desmanes.
 
A una semana de la nueva toma de terrenos ubicada sobre la calle Perón, frente al barrio Anai Mapu, el caudal de familias instaladas continúa aumentando y se hace cada vez más extensa la delimitación del precario asentamiento.
En un principio, los tomeros sólo habían ocupado varias hectáreas que se encontraban en total abandono, con yuyales que superaban los dos metros.
Así fue que comenzaron a desmalezar la zona, a delimitar las parcelas y a instalarse de a poco. El pequeño puñado de personas que ingresó al predio, en pocas horas se había multiplicado de manera significativa, mientras que en los días subsiguientes llegaron incluso de otras localidades aledañas.
Pero el incremento poblacional del sector generó que en las últimas horas comenzasen a ser usurpadas tierras linderas que sí estaban en producción. Se trata de una extensión que forma parte de la misma propiedad, que estaba subdividida, y la que el dueño estaba alquilando para la producción de alfalfa.
Los organizadores de la toma aseguraron que ellos pretendían que nadie se instale en ese sector, pero también admitieron  que con el correr de los días era previsible que sucediera.
En relación a la situación con la Justicia indicaron que no se avanzó demasiado, aunque el propietario del terreno les manifestó su intención de vender, a la vez que los tomeros manifestaron su voluntad de pagar. Sin embargo, lamentaron la postura del municipio, asegurando que “intentan criminalizar a quienes buscan una solución a una problemática social, que es el déficit habitacional, mientras no brindan respuestas ni medidas para acabar con este problema”.
 
Movimiento y vigilancia
En horas de la siesta del domingo, cuando la ciudad parece ingresar en un estado de somnolencia, en la zona norte el movimiento de personas y vehículos es sorprendente.
Familias enteras acarreando postes, maderas, ramas, nylons, y demás elementos para erigir, aunque sea de manera precaria, un ranchito.
Ante esta situación, la Policía reforzó su presencia en el sector, pero no actúa directamente para impedir la extensión del asentamiento.
Se estima que la cantidad de personas que se están instalando en el lugar supera los 5 mil. Pero por lo inmenso del predio y por el incesante movimiento de personas es muy difícil determinarlo a ciencia cierta.
Los efectivos apostados en los ingresos centrales aseguran que su labor es de prevención y vigilancia. El objetivo es evitar que se produzcan desmanes y en caso de que sucedan dar rápido aviso.
El intendente Abel Baratti pidió, días atrás, la activa intervención de las fuerzas de seguridad, a la vez que instó a la Justicia a que ordene el desalojo. Nada de esto sucedió y pareciera muy difícil hoy en día, ya que la cantidad de gente en el lugar es descomunal y el propietario, supuestamente, pretende deshacerse de su chacra.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario