El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
23% Hum
LMCipolletti

“Faltan recursos porque se malgastan en cosas que no son del todo claras”

El candidato a vicegobernador por la Coalición Cívica-ARI, Jorge Ocampos, criticó duramente las políticas del gobierno de Saiz. También cuestionó a Soria.

Por Ángel Casagrande

“Estamos en terreno propio y no necesitamos de una referencia nacional. Ellos sí se pelean por ver quién es más obsecuente de Cristina y tratar de lograr el apoyo”, afirmó el ex jefe comunal cipoleño.
 
Sin dejar de mencionar en todo momento que es radical, pero no K, el postulante a vicegobernador de la Coalición Cívica-ARI, Jorge Ocampos, se mostró muy crítico con los últimos años de la gestión del mandatario Miguel Saiz, al que acusó de no cumplir con el rol que debe tener el Estado en la actividad económica y social.
Además, el ex intendente de Cipolletti afirmó que César Barbeito fue electo candidato como producto de una interna tramposa y calificó a su compañera de fórmula, Magdalena Odarda, como una “topadora” que se diferencia del postulante del oficialismo y de Carlos Soria por su honestidad y transparencia.   
 
¿Por qué el cipoleño tiene que elegir a Jorge Ocampos y no a Alberto Weretilneck o Julio Arriaga?
Porque tengo mucha experiencia en distintos ámbitos, uno de ellos es conocer el periodismo como cuando fui secretario de Información Pública de Osvaldo Álvarez Guerrero.
Además, fui dos veces presidente del Concejo Deliberante de Cipolletti, habiendo ganado las elecciones para concejal. Puedo aportar  mi experiencia en la Intendencia y en el Congreso de la Nación, algo que me permitió crecer políticamente. La diferencia con ellos es que son dos intendentes recientes.
 
En forma histórica, la ciudad no tuvo peso político en el Ejecutivo provincial. ¿Cuál es su compromiso con la gente de Cipolletti?
La presencia de tres candidatos a vicegobernador significa que Cipolletti no tiene fuerza para encabezar una fórmula y esto no es una buena noticia. Roca lleva gobernando 16 años, Bariloche tuvo su gobernador, Regina el suyo y nuestra ciudad sigue esperando. Estuvimos cerca pero nunca dimos el gran salto para encabezar un proyecto político, que es lo que todos tenemos que anhelar. De hecho tenemos hombres y mujeres muy capaces para hacerlo
 
¿Qué le puede aportar a la provincia?
Voy a apoyar muy fuertemente la gestión de Odarda, voy a aportar para la provincia siguiendo a esta topadora que es Magdalena, que le da empuje a todo lo que hace, con mucho esfuerzo y recorriendo sola la provincia. Por ejemplo, hoy está en la Línea Sur, mañana se va Sierra Grande y pasado aparece en el Alto Valle, están en todos los lugares. Ella escucha las necesidades de la gente, que es una forma de hacer política muy lejos de los aparatos. En la actualidad, los aparatos ponen a los políticos muy lejos de la gente y Magdalena tiene una presencia efectiva y concreta.
 
¿Qué la diferencia de Carlos Soria y César Barbeito?
Que ella en su mochila tiene cosas buenas, honestidad, transparencia y contacto con la gente. En cambio Soria es un ex SIDE, todo lo contrario a la democracia, que se basa en el consenso. El intendente de Roca no tiene juntas vecinales en su ciudad, que es un mecanismo importantísimo de participación para los municipios.
Barbeito es un producto del gobernador (Miguel) Saiz que evidentemente viene de una interna tramposa, que no tiene la legitimidad de ser reconocido por sus afiliados como su candidato porque ellos votaron a Bautista Mendioroz.
 
¿Cómo hace como radical para participar en las elecciones en la vereda de enfrente?
Seguiré siendo radical, pero no soy radical K. La Concertación entre Nación y Provincia no existió en las políticas de Estado y en los proyectos, si no que fue sólo un intercambio de favores.
 
¿Cree que el próximo domingo puede influir en Río Negro la gran elección de Cristina Fernández y la pésima de Elisa Carrió en las primarias de agosto?
Estamos en terreno propio y no necesitamos de una referencia nacional. Ellos sí se pelean por ver quién es más obsecuente de Cristina y tratar de lograr el apoyo. Más allá del 50 por ciento que obtuvo la presidenta, del cual tengo muchas dudas de la veracidad de esos números, me parece que hay una buena parte que no está de acuerdo con este proyecto de país, más allá de que tiene algunas bondades.
 
¿Por qué no comparte el proyecto del kirchnerismo?
El gobierno de Cristina no hace a la calidad institucional. No hay diálogo porque son autistas, no generan participación de otros sectores. No dan espacio a las minorías. El Congreso funciona poco y mal. Los otros dirigentes, por ejemplo, los candidatos a presidente Hermes Binner, Carrió, Ricardo Alfonsín, no han tenido este año la posibilidad de expresarse. No es democrático, ésa es la diferencia con el peronismo El radicalismo ha sido siempre la defensa de las libertades y el consenso, el justicialismo no.
 
¿Cómo se solucionan los problemas de la fruticultura, que está pasando la peor crisis de su historia?
Se está produciendo la desaparición del pequeño y mediano productor por la falta de apoyo del Estado.
Siempre me acuerdo de la imagen de la avenida Toschi y la calle Tres Arroyos atestada de obreros de la fruta que iban en bicicleta y ahora eso ya no pasa más. Es una situación que se repite en todas las localidades del Alto Valle lo que significa que no hay trabajo. Tienen que haber diferentes políticas y una verdadera intervención del Estado nacional que tiene que salvaguardar al chacarero y generarle las condiciones para que pueda seguir viviendo de lo que produce.
 
¿Cuál es su propuesta para el sector turístico?
Hace tiempo que no tenemos un modelo de provincia, donde cada ciudad tenga un rol productivo y un perfil turístico. Me parece que se perdieron las conexiones del Río Negro integrado, el turismo fuerte de Bariloche, potenciado en Las Grutas, la ruta del vino del Alto Valle, con cada ciudad cumpliendo su rol.
Se perdió esto y lo hemos dejado todo en manos de la actividad privada.
Bariloche está afectada por una de las peores crisis de su historia y no contó para nada con ayuda del Estado. Hubo muy pocas respuestas del gobierno provincial y nacional. Además, está claro que este fenómeno perjudica mucho más a los más humildes, por ejemplo, a quienes trabajan en los hoteles como mucamas, mozos y conserjes.
 
¿Qué tipo de apoyo faltó en Bariloche?
La provincia no dio la cara y el aporte de Nación fue más protocolar que otra cosa porque los planes que se dieron no brindan respuestas efectivas. No se puede decir que están apoyando, son sólo paliativos, pero al criancero de la Línea Sur no le sirve, cómo hace para levantarse el año que viene. Cualquiera que recorra esa zona de la provincia se da cuenta que la situación es de mucha gravedad. Me parece que los organismos rionegrinos no tienen dimensión del desastre. Es increíble lo que pasa a la tarde cuando sopla el viento y se levanta la ceniza: no se ve nada. Me preocupa mucho cómo van a vivir el año que viene en los parajes.
 
Y en Las Grutas, ¿faltó planificación?
Allí hubo un crecimiento explosivo y no se logró que el incremento de la actividad privada sea acompañado por la planificación. No tengo una postura crítica porque la realidad es que Las Grutas creció mucho de golpe.
 
¿Cómo observa la situación económica en general?
Hay muchos conflictos laborales, empresas que se cierran, los pequeños y medianos productores en medio de una crisis tremenda, el turismo atraviesa una situación terrible, se perdieron muchas cabezas de animales por la ceniza volcánica y no hubo políticas oficiales.
Hay que poner expectativas en materia de hidrocarburos, que está generando movimiento económico en la región. El petróleo se puede transformar en un paliativo interesante si se sigue con la explotación y la exploración. Hoy veo que hay empresas que tienen ganas de quedarse en Río Negro.
 
¿Qué opina de la situación de los empleados públicos?
Lo que no nos parece coherente es hacer política salarial, a dos meses de las elecciones, Hay que mirar hacia delante y no en período de elecciones a la hora de aumentar los sueldos, hay que sacarle la especulación electoral a los aumentos. No es momento de hablar de políticas salariales.
Hay que jerarquizar la labor de los empleados públicos, la educación, la salud. Faltan recursos porque se malgastan en cosas que no son del todo claras.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario